Las 10 cosas sobre finanzas y contabilidad que todos deberíamos saber

Todos deberíamos tener unas nociones mínimas de finanzas y contabilidad para poder mantener a raya nuestra economía empresarial y doméstica.

Las 10 cosas sobre finanzas y contabilidad que todos deberíamos saber
El dinero que no destinemos a comprar bienes de consumo, debemos ahorrarlo

Tener cultura general implica tener unos conocimientos de todos los ámbitos que nos rodean, incluido el de finanzas y contabilidad. Por lo general no solemos tener educación financiera y eso puede llevarnos a situaciones económicas catastróficas.

Lo primero que tenemos que saber es que las finanzas son, ni más ni menos, que las decisiones que debemos tomar con nuestro dinero. Estas decisiones pueden ser: 
 

  • De consumo
  • De ahorro
  • De inversión
  • De finanziación
  • De riesgo
 

Finanzas y contabilidad básica para principiantes


Además, hay que tener claro que las finanzas y contabilidad no sólo se limitan al ámbito empresarial. También las familias deben tener unas nociones básicas. Hoy vamos a centrarnos en las 10 cosas que todos deberíamos saber para mantener a raya nuestras finanzas:

1. Para administrar correctamente nuestro dinero, es necesario elaborar un presupuesto.

2. Calcular los costes y los beneficios de cualquier inversión. Tenemos que buscar la forma de aumentar las ganancias minimizando los riesgos. En casa, por ejemplo, podemos abrir una cuenta de ahorro remunerada o contratar un depósito.

3. Diferenciar entre gastos e ingresos. Siempre, siempre, debemos gastar menos dinero del que ganamos. De lo contrario nos endeudaremos. Aparte de los gastos fijos y variables, en las empresas los gastos se dividen en:
 
  • Gastos de operación: Gastos administrativos, de ventas y generales
  • Gastos de ventas:Están relacionados con la venta de un producto o servicio.
  • Gastos generales y de administración: Están relacionados con aspectos administrativos, como el personal.
  • Gastos pagados por anticipado: Se registran como activos hasta que se venzan o se consuman.
  • Gastos Financieros: Intereses, descuentos, comisiones bancarias, etc.

4. En el caso de los negocios, tener claro que el dinero de la caja no es tuyo.


5. El dinero que no destinemos a comprar bienes de consumo, debemos ahorrarlo. En un hogar lo ideal sería destinar un 10% de los ingresos mensuales. El ahorro financiero, por su parte, está determinado en función de lo ingresos, los ingresos futuros, el nivel de renta actual, el tipo de interés, el salario o la inflación.

6. Diferenciar entre ahorro e inversión. Ahorrar es tener un excedente, mientras que al invertir buscamos generar más dinero.

7. Cuanto antes empecemos a invertir, más intereses generaremos y más dinero obtendremos.

8. El crédito debe jugar a nuestro favor. Tenemos que utilizarlo bien. Normalmente lo usamos para hacer compras de uso diario cuando lo que tendríamos que hacer es emplearlo en comprar productos que la larga vayan a generarnos ingresos. Una maquinaria específica para un negocio, por ejemplo.


9. Los fondos para emergencias son fundamentales tanto en una empresa como en nuestro hogar. Así siempre estaremos preparados antes un imprevisto.

10. Hay que contratar seguros para proteger nuestro patrimonio. Puede que nos duela pagar lo que cuestan, pero son esenciales para mantener cubiertas nuestras espaldas.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados