13 cosas que no debes meter al microondas

Conoce las cosas que no debes meter al microondas si no quieres acabar provocando un desastre en tu cocina.

13 cosas que no debes meter al microondas
Evita el plástico, el papel de plata, las bolsas de papel, los huevos o la fruta

Cocinar con el microondas puede ahorrarnos mucho tiempo. Pero ni todos los alimentos ni todos los recipientes son aptos para este electrodoméstico. El plástico, el papel de plata, las bolsas de papel, los huevos o la fruta son algunas cosas que no debes meter al microondas si no quieres acabar provocando un incendio o con un desastre difícil de limpiar.

¿A que nunca se te ocurriría meter un recipiente de metal en el microondas? Pues con los siguientes 13 artículos y alimentos tampoco te la juegues.

 

1. Las cajitas de comida china

cajitas-comida-china

Pedimos comida china para llevar y cuando llegamos a casa está templada. Para ganar tiempo la metemos directamente al microondas. “Total, son solo unos segundos…”, pensamos. ¡Error! En el mejor de los casos solo saltarán unas chispas, pero podrías provocar un incendio. Estas cajas pueden llevar tiras de metal y todos sabemos que el metal y los microondas son incompatibles.

2. Recicipientes de forespán

Siguiendo con la comida para llevar o para pedir a domicilio, en algunos restaurantes utilizan recipientes de espuma de poliestireno. Puede que ya los hayas metido en el microondas alguna vez y no haya pasado nada, pero el caso es que el poliestireno es un tipo de plástico. Y a menos que venga especificado en el envase, este material es una de las cosas que no debes meter al microondas porque puede liberar compuestos tóxicos.

3. Tuppers de plástico

tuppers

Y ya que hablamos de plástico, aprovecharemos para recordar que los tuppers suelen estar hechos de este material. Salvo que estén fabricados específicamente para el microondas, evita meterlos. Para saber si son aptos debemos buscar el dibujo de un microondas o de unas ondas. Lo mismo se aplica para las bolsas, los platos, los vasos o los cubiertos de plástico.

 

4. Termos

Si son de acero inoxidable, malo, porque podemos estropear el microondas y además no conseguiremos que el líquido se caliente. Si son de plástico, recuerda comprobar que son aptos para este electrodoméstico.

5. Bolsas de papel

bolsa-papel-comida

En casa solemos meter el bocata envuelto en papel de aluminio o film, pero si lo compramos por ahí puede que nos den una bolsa de papel, como las que utilizan en las panaderías de algunos súper. Pues bien, antes de calentar lo que haya dentro, sácalo a un plato. En este artículo de la USDA advierten que este tipo de bolsas “no son saludables, pueden causar un fuego y emitir gases tóxicos. El calor intenso puede provocar la ignición de una bolsa o un fuego en el horno”.

 

6. Papel de aluminio

Seguro que nunca se te ocurriría introducirlo en el microondas, pero por advertirlo una vez más no pasa nada. Recuerda que puedes provocar un incendio.

 

7. Los vasos de los yogures

No están pensados para las altas temperaturas, por lo que pueden derretirse, desprender sustancias químicas y contaminar la comida que contienen. Lo mismo se aplica para las tarrinas de margarina, mantequilla y demás quesos y cremas para untar.

 

8. Huevos

huevos

Doy fe de ello. Aunque hay muchas recetas para el microondas que llevan huevo, lo cierto es que si nos descuidamos la podemos liar. Las ondas del microondas generan vapor en el interior de los huevos y estos acaban explotando.

 

9. Vajillas con bordes dorados…

…. plateados o detalles metálicos. No hace falta explicar lo que el metal provoca en el microondas.

 

10. Fruta

fruta

Hay frutas que no aguantan el calor del microondas. Las uvas, por ejemplo, explotan. Las pasas, por su parte, comienzan a echar humo. Y la fruta fresca en general se queda sin jugo enseguida, por lo que se quema con facilidad.

 

11. Salsas sin tapar

Entre las cosas que no debes meter al microondas nunca, pero nunca, son los botes de salsa. Y menos sin tapar, ya que el contenido acabará esparcido por todo el aparato.

 

12. Guindillas

No es que el microondas se vaya a estropear o que la guindilla explote. Pero no te recomendamos experimentar los efectos de abrir la puerta tras calentar este alimento. Como poco te picará las garganta y se te irritarán los ojos.

 

13. Ponerlo en marcha vacío

Tan peligroso es introducir en este aparato cosas que no debes meter al microondas como ponerlo en marcha sin nada dentro. Al no haber nada que absorba las ondas el propio electrodoméstico las absorbe, por lo que podría estallar.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: