5 cosas que no debes hacer en la fiesta de Navidad de tu empresa

La fiesta de navidad de tu empresa está al caer, pero… ¿Sabrás actuar correctamente? Para que no te pille desprevenido, aquí tienes algunos consejos. 

5 cosas que no debes hacer en la fiesta de Navidad de tu empresa
Evita que tu imagen profesional se vea perjudicada.

La fiesta de Navidad de tu empresa es un evento clave que puede ayudarte a reforzar tu imagen profesional, así como la relación laboral con tu equipo de trabajo. Las cenas de empresa son un oportunidad para fortalecer tu relación con muchos de tus compañeros y para establecer otras nuevas. 

Este tipo de eventos también nos sirven para desconectar de la rutina y el entorno laboral. Sin embargo, las fiestas de Navidad de las empresas suelen prolongarse hasta altas horas y es posible, que llegado un punto, te sientas más relajado y despreocupado. A pesar de ello, debes saber en todo momento comportarte y actuar correctamente, no pierdas el control y de este modo evitarás que tu imagen profesional se vea perjudicada.
 

5 COSAS QUE NO DEBES HACER EN LA FIESTA DE NAVIDAD DE TU EMPRESA

 

1. PON ATENCIÓN A TU VESTIMENTA:

 

Si el dress code brilla por su ausencia, recuerda que no te vas ni de boda ni de fiesta a la discoteca. Opta siempre por un modelo discreto y sencillo, pero que tampoco sea demasiado informal, ten en cuenta que quieres causar una correcta impresión a todos los asistentes. Una opción es tratar de ponerse de acuerdo con otros compañeros de trabajo, así sabrás más o menos cuál será la vestimenta más adecuada.
 

2. SOBRE TODO, BEBE CON MODERACIÓN:

Esta es una de las pautas más importantes. Estás en la fiesta de Navidad de tu empresa y ésta no deja de ser un evento de trabajo. Un evento en el que además tendrás contacto no solo con tus compañeros sino también con tus jefes. Así que no te pases con las copas o eso te puede costar más de lo piensas, ya que tu comportamiento y profesionalismo también van a ser evaluados. 

Recuerda que en los días posteriores todo vuelve a la normalidad y tienes que dar la cara. No quieres ganarte la etiqueta del “borracho de la fiesta”, “el achispado” o “el pesado”. Estas etiquetas pueden perseguirte durante mucho tiempo.
 

3. CONTROLA LAS CONVERSACIONES:

Esto puede sonar extraño, pero estás en un evento de trabajo. Evita temas más polémicos y controvertidos, como por ejemplo, política, dinero o religión, ya que pueden llevar a conflicto. Se discreto y prudente, habla de temas más moderados, como las vacaciones o tus aficiones fuera del trabajo. Si eres el gracioso del grupo, intenta controlarte con los chistes, ya que en exceso pueden llegar a cansar o molestar a alguien.
 

4. APROVECHA PARA CONOCER NUEVAS PERSONAS:

Intenta establecer nuevas relaciones y nuevos contactos. Aprovecha para entablar conversación con compañeros de otros departamentos e, incluso, con tus superiores. Relaciónate también con las personas que no te caen tan bien, puede que te lleves una grata sorpresa. Y, sobre todo, se educado y natural. 
 

5. NO SEAS EL ÚLTIMO EN SALIR:

Del mismo modo que es importante tu asistencia, también lo es saber cuando debes retirarte. No tienes que ser el primero en abandonar la fiesta, como si ésta fuera un enorme sufrimiento para ti, pero tampoco el último, cuando ya el ambiente es más desmedido. Además, es posible que al día siguiente tengas que trabajar. 


A pesar de todas estas pautas, no olvides que lo importante también es divertirse y disfrutar de la fiesta de Navidad de tu empresa. Eso sí, al día siguiente eecuerda revisar tus redes sociales, es posible que se hayan subido fotografías en las que no aparezcas tan presentable. Por último, solo te queda brindar y disfrutar de estas fiestas. ¡Feliz Navidad!

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados