Cosas que no comprar en IKEA, 4 productos a evitar

Existen ciertos productos que no conviene comprar en IKEA. Hoy te contamos de cuáles se trata y por qué no merece la pena que gastes tu dinero en ellos. ¡Toma nota!

Cosas que no comprar en IKEA, 4 productos a evitar
¡No dejes que sus bajos precios te engañen!

A la hora de amueblar la casa una de las opciones más comunes es optar por los artículos, muebles, accesorios y demás productos de IKEA. Sin embargo, la empresa sueca no siempre cuenta con los mejores artículos. Por eso, hoy te presentamos 4 cosas que no comprar en IKEA, para que no gastes tu dinero en ellas.

Decorar y amueblar tu casa de forma elegante y con estilo en IKEA puede ser una de las opciones más económicas. Sin embargo, no siempre todo lo que reluce es oro, por lo que a continuación te develamos aquellas cosas que no comprar en IKEA, ya que la calidad no es la misma en todos sus artículos.

Descubre 4 cosas que no comprar en IKEA la próxima vez que te pases por sus almacenes y no malgastes tu dinero en artículos que no gozan de una gran calidad.

Cosas que no comprar en IKEA: 4 artículos que debes evitar


1. Cómodas con cajones para guardar la ropa

IKEA está recogiendo 29 millones de cómodas debido a los a las quejas recibidas por los consumidores, con motivo de los accidentes que estos muebles han ocasionado entre los más peques de las familias. Si estos muebles no se encuentran bien sujetos a la pared, su riesgo de caída es bastante elevado, por lo que no conviene que te hagas con una de estas cómodas si quieres que los tuyos estén seguros dentro de casa.

La recogida de estas cómodas hace referencia a seis modelos Malm que fueron vendidos entre 2002 y 2016, los cuales hacen un total de unos 26 millones de cómodas. Los clientes que posean uno de estos artículos podrán encargar de forma gratuita a IKEA una pieza que sujete dicho mueble a la pared, o solicitar que se lo vayan a retirar a su casa.

2. Sofás y sillones

En este caso, al comprar uno de estos artículos, está claro que la calidad es directamente proporcional con el precio del mismo. Por lo que si quieres comprar un buen sofá deberás gastarte algo más de dinero. Te aseguramos que a largo plazo vale la pena.

3. Telas

Comprar sábanas y telas en IKEA puede que no sea de lo más recomendable a pesar de sus bajos precios, ya que su calidad es tan baja como estos. Precisamente te recomendamos que si quieres hacerte con unas sabanas de calidad acudas a otro lugar.

4. Sistema de almacenaje Algot

Puede que el precio de este sistema de almacenaje abierto sea una tentación, pero te recomendamos que no caigas en sus garras, ya que se trata de un artículo difícil de montar en el que parece que las piezas no encajan muy bien.

Evítate dolores de cabeza montando esta endeble estructura y opta por otro sistema de almacenaje más sólido.

Recuerda que hay veces en las que gastar un poco más de dinero en la compra inicial puede suponer un importante ahorro a la larga.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados