Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo

Cada vez que te enfrentas a una entrevista de trabajo ¿no sabes cómo controlar los nervios? Hoy te mostramos algunos consejos clave para que consigas neutralizarlos de la forma más sencilla. ¡No te lo pierdas!

Cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo
Consejos para neutralizar los nervios

Enfrentarse a cualquier suceso importante en la vida siempre puede desatar cierto nerviosismo. Sin embargo, los nervios no deberían ser un impedimento para que el desempeño de una determinada actividad sea correcto y eficiente.

Es por ello que cuando nos enfrentamos a una entrevista de trabajo resulte totalmente normal ponerse nervioso. Ya que probablemente esos instantes sean esenciales de cara a tu futuro laboral. Por eso, siempre ayuda saber cómo controlar los nervios ante situaciones de este tipo.

Tener unos nervios relativos al inicio de la entrevista e irlos perdiendo según esta se va desarrollando, es esencial para que el encuentro sea un éxito. Sin embargo, no perder los nervios durante toda la entrevista, puede llevar a pensar al entrevistador que el entrevistado cuenta con una actitud falsa o de mentira constante, la cual no le permite ser natural. Lo que acabará por no beneficiarle.

Si quieres saber cómo controlar los nervios en una entrevista de trabajo, existen ciertas claves que te pueden ayudar a que conseguirlo te resulte más sencillo. ¡Descúbrelas!

Cómo controlar los nervios durante una entrevista de trabajo: 14 consejos clave

 

1. Saber que es natural estar nervioso ante esta situación

Las entrevistas de trabajo nos ponen nerviosos porque significan una oportunidad laboral, la cual va a mejorar el rumbo de nuestra vida profesional. Por lo que resulta bastante normal que una persona se sienta nerviosa ante algo que supone una gran responsabilidad con el futuro laboral.

2. Tomar la entrevista como una mera reunión de trabajo

Pensar que se está asistiendo a una reunión de trabajo en vez de a una entrevista, siempre puede ayudar a que los nervios disminuyan.

3. Ir preparado a la entrevista

Conocer la empresa, el puesto para el que vas a ser entrevistado y las funciones que se deben cumplir dentro de él, ayuda enormemente a reducir los nervios a la hora de enfrentarte a una entrevista. Además ofrece una mayor confianza y seguridad.

4. Dormir y descansar bien la noche previa a la entrevista

Un buen descanso es fundamental para poder enfrentarte a la reunión con el máximo rendimiento.

5. Practicar la entrevista

Ensayar algunas respuestas a posibles preguntas frente al espejo, te ayudará a tener más confianza en ti mismo, lo que hará que los nervios disminuyan. Recuerda que es importante responder a las preguntas de la forma más clara posible y en voz alta.

6. Meditar y respirar

Una de las mejores actividades que puedes realizar para acabar con los nervios y la ansiedad, es hacer unos ejercicios de meditación y respiración para relajarte. Procura hacer un ejercicio corto de unos dos minutos antes de la entrevista. Te servirá para despejar tu mente.

7. Realizar ejercicio físico por la mañana

Salir a correr por la mañana, ir al gimnasio o hacer algo de ejercicio antes de la entrevista, también te ayudará a relajarte y despejar tu mente.

8. Imaginarse el éxito

Proyectar en positivo puede ayudarte enormemente a acabar con tus nervios. Imagínate respondiendo bien a todas las preguntas y por supuesto, obteniendo el puesto de trabajo.

9. Admitir que se está nervioso

Admitir que estás nervioso puede ayudarte a relajarte un poco durante la entrevista. No te preocupes, ya te hemos dicho que sentirse nervioso en estas situaciones es normal, lo importante es que te sientas a gusto durante la entrevista y acabes por olvidar tus nervios.

10. Tener una buena postura corporal

Contar con una buena postura corporal puede decir mucho sobre tu actitud ante la entrevista. El lenguaje corporal también es muy importante en estas situaciones, por lo que deberás mostrarte tranquilo, natural y sonriente.

11. Tomarse un tiempo para responder las preguntas difíciles

Responder a las preguntas más difíciles requiere su tiempo. Por eso, mientras vas pensando una buena respuesta, utiliza frases que resulten amenas para la conversación, a la vez que elaboras tu respuesta. Utiliza frases del tipo:“Es una muy buena pregunta, me gustaría responderla, ¿puedo pensar en esto un poco más?”.

12. Utiliza todos los datos obtenidos en tu investigación

Incluir todo aquello que sabes sobre la empresa y el puesto de trabajo durante la entrevista, servirá para demostrar al entrevistador que realmente tienes interés en la compañía y el puesto. Lo que puede ser de gran ayuda para que confíes más en ti y acabes con tus nervios.

13. Recuerda que no eres el único que está nervioso

En muchas ocasiones los entrevistadores también están nerviosos, ya que su trabajo también conlleva responsabilidades. De ellos depende que la empresa cuente con el mejor candidato, por lo que su trabajo también puede hacerles sentir bajo presión y nerviosos.

14. Intenta divertirte

Trata de no tomarte la entrevista como algo muy serio. Lo mejor es que seas tu mismo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados