Contrato de relevo, ¿cómo funciona?

Contrato de relevo, un opción en la que aquellos que se jubilan parcialmente permiten que pueda producirse la contratación de un nuevo trabajador.

Contrato de relevo, ¿cómo funciona?
En 2016 se celebraron 15.537 contratos de relevo

La jubilación es esa supuesta época dorada en la que tras toda una vida trabajando llega el momento del reposo del guerrero, aderezado con su remuneración correspondiente. El contrato de relevo permite que empleados que jubilan parcialmente den la opción de trabajar a nuevos empleados.

El relevo se produciría en aquellas horas en la que el empleado con jubilación parcial no trabaja. De esta manera se favorece el impulso de contratación de nuevos empleados.

Y es que al llegar a la jubilación puede darse el caso de que el empleado esté parcialmente jubilado y por tanto desarrollando su trabajo, aunque durante menos horas. Si no se ha llegado a la edad establecida pero quedan menos de dos años, se puede establecer el contrato de relevo.

Requisitos para un contrato de relevo

La ventaja de este tipo de contrato de relevo es que gracias a él se evita una transición radical de cambio de un trabajador por otro al realizarse de manera progresiva.

Sin duda es una magnífica opción ya que normalmente el trabajador que se jubila posee un gran conocimiento del trabajo realizado durante años y es quien mejor podrá transmitírselos al nuevo empleado.

La ley se encarga de marcar los requisitos del contrato de relevo, aunque normalmente existen acuerdos internos en las empresas para la coordinación de esta transición.

Dichos requisitos están regulados en el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 12, así como en el Real Decreto-Ley 5/2013.

Requisitos

  • Tiene que formalizarse mediante un modelo oficial. En él aparecen reflejados personalmente tanto el trabajador que se jubila parcialmente como el que empieza nuevo.
  • El nuevo trabajador tiene que ser obligatoriamente un desempleado o bien alguien que ya estuviese anteriormente en la empresa con contrato temporal.
  • La duración de la jornada de trabajo en el contrato de relevo puede ser completa o bien parcial, aunque como mínimo será la misma en que fue reducida la del trabajador jubilado parcialmente.
  • En cuanto a la duración del contrato en sí puede ser temporal o indefinido. Al menos durará hasta la jubilación del trabajador a sustituir. Si se trata de contrato de relevo indefinido tendrá una duración de hasta dos años más desde la fecha definitiva de jubilación definitiva del antiguo empleado.
  • Las funciones a realizar por el trabajador nuevo serán similares a las de trabajador sustituido.

 

Bonificaciones del contrato de relevo

Si el contrato de relevo se convierte en contrato indefinido se producen bonificaciones destinadas a potenciar este tipo de contratación. Así serán de 500 euros al año si se trata de hombres y 700 euros al año en el caso de mujeres.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados