¿En qué consiste un contrato de trabajo fijo discontinuo?

El contrato de trabajo fijo discontinuo es cada vez más utilizado por las empresas para adaptar sus plantillas en función de la carga de trabajo a lo largo del año. 

¿En qué consiste un contrato de trabajo fijo discontinuo?
Los servicios escolares, la recogida de frutas o el turismo suelen aplicarlo

¿Te han hecho un contrato de trabajo fijo discontinuo y te ha dejado descolocado porque no sabes a qué atenerte? Pues bien, no te preocupes. Esta modalidad es cada vez más frecuente, ya que las empresas los utilizan para adaptar sus plantillas a lo largo del año, en función de las necesidades y de las cargas de trabajo en cada momento.

Son contratos fijos en cuanto a que son estables, pero no tienen una continuación a lo largo de todo el año, sino que hay meses en los que no trabajan (puedes pedir el paro). Los empleados de los hoteles, por ejemplo, son un ejemplo del tipo de trabajadores a los que se les suele hacer los denominados "fijos discontinuos".

También los servicios relacionados con la temporada escolar o en la recogida de fruta. De sus características y de los derechos del trabajador hablaremos a lo largo del presente artículo. 
 

Características del contrato de trabajo fijo discontinuo



Si te han ofrecido un contrato de trabajo fijo discontinuo debes saber que este tiene que hacerse obligatoriamente por escrito y en el modelo oficial. En el documento debe quedar registrados la duración de la actividad y el número de horas que se va a trabajar.

Cuestiones importantes a saber: 
 
  • En este tipo de contratos solo pueden realizar horas complementarias los trabajadores a tiempo parcial.
 
  • El salario es el mismo que contemple el convenio para los empleados con contrato indefinido.
 
  • La cotización a la Seguridad Social es la misma que un la de un trabajador con contrato indefinido.
 
  • Las horas complementarias se pagan al mismo precio que las ordinarias.
 
  • La reincorporación del trabajador a la empresa debe hacerse en cuanto esta le llama. Si eso no ocurre, se sobreentiende que el trabajador ha sido despedido y puede iniciar denunciar un despido improcedente.
 

El paro en el contrato de trabajo fijo discontinuo


También es importante señalar que los empleados con contrato de trabajo fijo discontinuo tienen derecho a pedir la prestación por desempleo tanto si son despedidos (también si está afectado por un ERE de reducción de jornada) como durante el periodo de inactividad. 

En el primer caso es necesario haber cotizado al menos un año. En el segundo, dejará de cobrar las ayudas en el momento en que vuelva a trabajar.

Otras particularidades de estos trabajadores es que pueden ejercitar el llamado derecho de opción. Es decir, pueden elegir entre reenganchar la prestación anterior que le hubieran reconocido o acogerse a una nueva. También pueden solicitar el subsidio por insuficiencia de cotización o la ayuda familiar según los meses cotizados durante el año anterior a la solicitud. Lo que no se puede pedir es el subsidio para mayores de 55 años.   


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados