Contrato de arrendamiento de vivienda: posibles cláusulas abusivas

Es muy común que los caseros traten de imponer en un contrato de arrendamiento de vivienda cláusulas que limitan tus derechos como inquilino.
 

Contrato de arrendamiento de vivienda: posibles cláusulas abusivas
Son mucho más habituales de lo que se pueda llegar a pensar

¿En qué consiste una clausula abusiva dentro de un contrato de arrendamiento de vivienda? 

 

Se considera una cláusula abusiva a aquella cuya incorporación es impuesta por una sola de las partes involucradas en un convenio (en este caso, un contrato de arrendamiento de vivienda) y que violan la buena fe. Suelen ser muy frecuentes y si no son detectadas antes de la firma del contrato, pueden traer como consecuencia la aceptación de una relación contractual en la que cedemos derechos que realmente nos pertenecen.

Como ya mencionamos, suelen ser muchas las posibles y muy comunes. Por eso vamos a enumerar algunas de las más comunes y aprovechamos para aconsejarte  que siempre antes de firmar un contrato de arrendamiento de vivienda, lo leas detenidamente y consultes a un abogado para evitar aceptar condiciones que no deberías por no comprender ciertos términos legales.
 

FALSO ALQUILER DE TEMPORADA


En algunos casos los caseros intentan hacer contratos por 11 meses en lugar de todo el año, esta práctica común apunta a evitar que sobre dicho contrato aplique la normativa vigente para los arrendamientos de vivienda y en su lugar apliquen la que respecta al arrendamiento por temporada, que de ninguna manera está concebida para una situación en la que estás arrendando un inmueble por tiempo determinado.
 

OBLIGATORIEDAD DE CUMPLIENTO DEL PRIMER AÑO


También suele ser una práctica común el obligar al inquilino a permanecer en el inmueble durante un año y por desconocimiento de la ley muchas personas pueden terminar aceptando. La normativa estipula que después de los seis meses de vigencia del contrato puedes dar por terminado el mismo. Si acaso hubiere alguna posible pena, esta estará siempre establecida por la ley.
 

PAGO ADELANTADO DE MÁS DE UN MES POR ADELANTADO


Esta cláusula también se puede llegar a incluir en tu contrato de arrendamiento de vivienda y es ilegal. Si un casero exige por adelantado el pago de 2, 3 o más mensualidades de antemano, hazle saber que ni tiene derecho a hacerlo ni mucho menos a desalojarte en caso de que te niegues a pagar dichas mensualidades.


ACCESO DEL PROPIETARIO AL INMUEBLE


Esta cláusula es inconstitucional al atentar contra la inviolabilidad de domicilio, un derecho fundamental que tienes de disfrutar tu vivienda sin violaciones ilegítimas de privacidad ni molestias. Aunque no seas el propietario del inmueble mientras pagues la renta estipulada y cumplas con tus deberes, ese espacio es tu casa.
 

GASTOS JUDICIALES Y GASTOS DE USO ORDINARIO


Tanto los gastos judiciales, es decir, aquellos inherentes al establecimiento del contrato de arrendamiento de vivienda como los de uso ordinario, entendiéndose por estos aquellos destinados al arreglo necesario para mantener condiciones dignas de habitabilidad, son responsabilidad única y exclusiva del casero.
 

NEGATIVA A LA PRÓRROGA LEGAL ARRENDATARIA


Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (la misma que regula todas las cláusulas mencionadas anteriormente, así como todo lo referente a los arrendamientos) la extensión de la prórroga después del primer año es voluntaria solo para el inquilino, al tiempo que es obligatoria para el arrendador por un máximo de 3 años.
 
En caso de que tu contrato de arrendamiento de vivienda tenga cláusulas abusivas debes acudir a los tribunales, ya que sólo un juez tiene la potestad para declarar a una cláusula como nula y volvemos a aconsejarte: antes de firmar algo que te genera dudas, consulta a un abogado.

También te puede interesar: 
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados