Contrato de compraventa de una moto de segunda mano: ¿Qué incluir?

Nunca es conveniente redactar – o firmar – el contrato de compraventa de una moto de segunda mano sin saber antes que debe incluir.

Contrato de compraventa de una moto de segunda mano: ¿Qué incluir?
Cualquier dato incorrecto puede causar problemas

En la compraventa de una moto o de cualquier otro bien en donde sea necesario un contrato, siempre hay que estar atento a puntos que no pueden faltar y a que la información especificada en el mismo se corresponda con la realidad.

En el contrato de compraventa de una moto de segunda mano, tema que ocuparán las próximas líneas, deben estar presentes sí o sí la identificación de comprador y vendedor, los datos de la moto, la certificación de que la misma no tiene cargas impositivas por pagar y – por supuesto – el precio de la moto.

Cualquier incongruencia en los datos u omisión en los mismos puede traer consecuencias perjudiciales, casi siempre para el comprador.

Lo que no puede faltar en el contrato de compraventa de una moto de segunda mano

compar-moto-segunda-mano

Identificación de las partes

En todo contrato de compraventa de una moto de segunda mano (o cualquier otro contrato en realidad), la primera información de relevancia que se debe verificar es la identificación de las partes. Este es un ejemplo de cómo suele especificarse:

Por una parte, ­­­__________ con NIF __________, y domicilio en (Ciudad y Provincia) __________, (Calle) __________ , de ahora en adelante el VENDEDOR.

Por otra parte, ­­­__________ con NIF __________, y domicilio en (Ciudad y Provincia) __________, (Calle) __________ , de ahora en adelante el COMPRADOR.

También es importante que ambos establezcan su mayoría de edad y la voluntad de llevar a cabo la transacción.

Ausencia de cargas sobre la moto

Uno de los puntos a los que más atención debe prestar el comprador es que en el contrato de compraventa de una moto de segunda mano se declare específicamente que la moto no tiene cargas impositivas o gravámenes anteriores que deben pagarse.

No es poco común que por obviar esta información el comprador termine siendo el responsable del pago o las consecuencias.

Se debe solicitar con carácter obligatorio un informe de titularidad. Se puede solicitar en la sede electrónica de la DGT y contiene lo siguiente:

  • Datos técnicos de la moto.
  • Cuantos titulares ha tenido la moto.
  • Autorización – o no – para circular.
  • Fecha de caducidad de ITV.
  • Cargas o gravámenes que impidan la venta del vehículo.


El estado de la moto

Es necesario también que en el contrato de compraventa de una moto de segunda mano se especifique que la misma se entrega en el estado que se le establece al comprador. Especialmente cuando se compra a un stand de segunda mano, es importante que la información en este punto sea detallada.

También es común que, cuando el vendedor es una persona jurídica y no un particular, se extienda una garantía y se especifique en el contrato.

El precio

Parece un detalle menor, pero es necesario que el precio se especifique correctamente para evitar cualquier tipo de problemas tributarios.

Transmisión de responsabilidades

Este punto del contrato de compraventa de una moto de segunda mano es más una preocupación del vendedor que del comprador. Se trata de especificar que de ahora en adelante es el comprador quien debe hacerse responsable de los gravámenes y pagos de tributos derivados de la propiedad de la moto.

Transmisión de documentos y accesorios

Por último, el contrato de compraventa de la moto también debe especificar que se le entregarán al comprador juegos de llaves, libros de accesorios, documentación y cualquier otro elemento que se haya acordado.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados