¿Compensa contratar un seguro de coche a todo riesgo?

El seguro de coche a todo riesgo es el más completo, pero a partir del quinto año ya no compensa pagar la diferencia con respecto a uno a terceros.

¿Compensa contratar un seguro de coche a todo riesgo?
Durante los dos primeros años sí que es importante

Que el seguro de coche a todo riesgo es el ideal no lo discute nadie, puesto que es el que ofrece unas coberturas más amplias. Pero no debemos olvidarnos de que es bastante más caro que uno a terceros, así que no siempre compensa. Sobre todo, cuando el coche ya tiene más de cinco años.
 

Seguro de coche a todo riesgo: ¿Cuándo no compensa?


¿Por qué llega un momento en que no compensa tener un seguro de coche a todo riesgo? Pues por varias razones, sobre todo dos fundamentales:

1. Por el valor venal. A partir del tercer año el valor de venta del vehículo se reduce considerablemente, por lo que en caso de siniestro total la indemnización será menor que el precio de mercado. El valor venal es un 20% inferior al de mercado.

2. Porque cuanto más años tiene un coche, más cara será la prima.


Por las coberturas básicas no debes preocuparte, ya que hay una serie de ellas que son comunes en todas las pólizas: la responsabilidad civil y la voluntaria, la defensa jurídica y reclamación de daños, la asistencia en viajes o el seguro del conductor son algunas de ellas. Además, si quieres contratar alguna cobertura adicional (asistencia en viajes, rotura de lunas, robo o incendio por ejemplo), siempre puedes ampliar tu seguro a terceros.

 

Seguro de coche a todo riesgo: ¿Cuándo compensa?


De la misma forma, si nuestro automóvil todavía tiene menos de cinco años pero aún así queremos ahorrar dinero en el seguro de coche a todo riesgo, lo mejor es contratar una franquicia. 

No obstante, si podemos permitírnoslo, durante los dos primeros años sí que deberíamos contratar un seguro de coche a todo riesgo. Las razones son varias:
 
  • El coste de arreglar un pequeño golpe o un simple arañazo es elevado.
  • Nos pagarán el valor total del vehículo en caso de siniestro total.
  • Las entidades financieras suelen exigirlo para concedernos el préstamo.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados