¿Cuál es el consumo de electrodomésticos apagados?

Aunque a menudo pensamos que un aparato apagado no gasta energía, no es así, por lo que debemos mirar por el consumo de electrodomésticos apagados.

¿Cuál es el consumo de electrodomésticos apagados?
Hay que distinguir entre espera activa y pasiva

La lucha de los padres para que nadie en casa deje las luces encendidas del pasillo, habitaciones o cocina cuando no estamos en ellos es un clásico. Un lógico sentido del ahorro que no valoramos cuando somos pequeños, pensando que la energía es gratis. Ya de mayores, cuando llega la factura eléctrica, nos acordamos entonces de aquellas reprimendas. Y apagamos todo. Aunque desconocemos que sí existe consumo de electrodomésticos apagados.

Parece una tontería pero es así. Apagar una televisión o el ordenador no significa que deje de consumir energía. El contador eléctrico continúa su imparable marcha que luego ser verá reflejada en nuestra factura.

En el consumo de electrodomésticos apagados hay que distinguir entre espera pasiva y espera activa. La espera activa se produce cuando por ejemplo programamos la televisión para que grabe un episodio de nuestra serie favorita a tal hora determinada. La espera pasiva puede ser, por ejemplo, el típico reloj del horno, que sigue funcionando aunque esté apagado.

Graduación de consumo de electrodomésticos apagados



Los americanos, que siempre son muy suyos y les gusta poner mote a todo, dedicaron un artículo en la revista Good en la que llamaban a estos aparatos Vampire Energy.

Sí, aquellos electrodomésticos que consumen electricidad a pesar de estar apagados. Porque apagado no significa desconectado. Por ello es mejor tener enchufados varios a una regleta común, la cual apagaremos cuando no los utilicemos. Dicha acción la podemos hacer con la mayoría, no con algunos, como la nevera, que siempre tiene que estar en activo.

Hay que tener en cuenta que el modo stand by que por ejemplo tienen muchos televisores sigue consumiendo energía, por lo que es mejor apagarlos del todo si queremos ahorrar.

El estudio de la revista americana comprobó una serie de electrodomésticos que consumían diferente cantidad de energía según fuera espera activa o pasiva.

Así, en espera activa descubrieron que en el consumo de electrodomésticos apagados se llevan la palma las televisiones de plasma. Estos consumen alrededor de 159,76 dólares al año por persona. Le siguen las consolas de videojuegos con 25,73 dólares y los DVD con 8,67 dólares.

En cuanto a la espera pasiva, el mayor consumo se lo llevan los ordenadores fijos, con 34,21 dólares al año. Le siguen los portátiles, con 15,90 dólares al año; las impresoras láser con 12,43 dólares al año y ya, en menor medida, microondas, las bases de teléfonos fijos o televisores LCD.

Si queremos evitar el consumo de electrodomésticos apagados deberemos tener en cuenta estos datos y apagar todos aquellos aparatos que no estemos utilizando. Nuestra factura eléctrica nos lo agradecerá.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados