Consumo de combustible alto, ¿culpa del vehículo o del conductor?

El factor humano es uno de los más importantes a la hora de analizar el consumo de combustible de un vehículo. Descubre aquí cuáles son los hábitos de los conductores que más combustible gastan al volante y consigue así economizar en tus viajes.

Consumo de combustible alto, ¿culpa del vehículo o del conductor?
¿Sabes quién es el causante de un alto consumo de combustible?

El consumo de combustible es uno de los puntos más decisivos a la hora de determinar el valor de mercado de un turismo. Por eso, aquellos coches que consumen menos, siempre cuentan con una gran ventaja a la hora de ser vendidos, ya que siempre se preferirá comprar un modelo que a la larga resulte más económico.

Para alcanzar el consumo de combustible ideal, no siempre basta con una simple medición de los kilómetros recorridos por litro. En realidad, la economía depende más de las acciones (o de la falta de ellas) por parte del conductor.

A continuación te contamos cuáles son los hábitos de los conductores europeos que hacen que aumente el consumo de combustible, así como las causas por las que los conductores cuidadosos realizan un menor consumo de combustible.

¿Por qué el consumo de combustible de los conductores cuidadosos es menor?

Cuando se evalúa un coche antes de comprarlo, es normal que se tenga en cuenta el consumo de combustible obtenido en pruebas realizadas de forma controlada. Normalmente, estas pruebas son realizadas por las propias marcas dentro de las condiciones ideales y que, obviamente, van a garantizar el mejor rendimiento del vehículo que se está analizando.

Sin embargo, el volumen de combustible que el coche va a consumir, tiene una relación directa con algunos de los hábitos que el conductor manifiesta al volante.

Uno de ellos, por ejemplo, es observar la indicación de la luz de emergencia de la inyección electrónica en el panel. Hay quien desconoce completamente el significado de esta, lo que puede suponer un problema grave, ya que ella señala que la inyección de combustible tiene problemas, hecho que puede estar ocasionando un alto consumo de combustible de forma innecesaria.

También, a la hora de mejorar el consumo de tu vehículo, resulta esencial abastecer el depósito con combustible de calidad, ya que muchas veces lo barato puede terminar por salir caro.

Hábitos que causan el aumento del consumo de combustible

Un estudio realizado con conductores alemanes, franceses, italianos e ingleses ha revelado que al tomarse ciertas medidas al volante, se puede llegar reducir el consumo de combustible en un 33%.

Puede que pienses que el hecho de calibrar los neumáticos no tiene que ver con el consumo del vehículo. Sin embargo, este hecho puede significar un 4% en el ahorro de combustible. Otro buen hábito verificado por los conductores evaluados y que también puede generar ahorro, es evitar cargar en exceso el coche. Dejando los objetos innecesarios en casa, conseguirás que el consumo de tu coche disminuya en un 2%.

Otra medida importante a tener en cuenta a la hora de disminuir el consumo de combustible, es elegir el camino más corto. En este aspecto, casi la mitad de los conductores italianos entrevistados revelaron que nunca suelen tener en cuenta el elegir la ruta más corta, es decir, que proporcione un menor gasto de combustible.

También es realmente importante realizar un mantenimiento preventivo al vehículo para poder economizar en el consumo de combustible de este. Intercambiar filtros de aire, aceite y combustible cada 10 mil kilómetros, a la larga ayuda a ahorrar en el consumo de combustible.

Eliminar los malos hábitos de dirección también ayudan a que el consumo sea más racional. Un conductor con pie de plomo hará que el coche chupe más combustible, lo que siempre resultará menos económico en todos los sentidos.

Además, estirar las marchas también hace que el consumo de combustible sea más elevado. Por eso, para saber el momento exacto en el que es necesario cambiar la marcha, sería ideal echar un vistazo a las revoluciones que se marcan en el panel, escuchar el sonido del motor o incluso prestar atención a los nuevos sistemas de cambio de marchas que ya suelen incluir todos los coches, para conseguir así hacer un consumo más económico tanto para tu coche como para tu bolsillo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados