Si quieres ahorrar, construye tu propio plan de comidas

Hacer un plan de comidas es la mejor forma de ahorrar dinero y mantener una dieta saludable. Solo necesitas pensar, organizarte y poner todo en práctica.

Si quieres ahorrar, construye tu propio plan de comidas
Simple, práctico y realmente efectivo

En nuestra vida, y en todas las áreas de la misma, es necesario hacer planes y, aunque no sean siempre seguidos al pie de la letra, por lo menos nos permiten vivir con alguna orientación, estructura y organización. Con la comida es igual.

Hacer un plan de comidas te trae innúmeras ventajas como: estar más enfocado en las compras, seguir una dieta más variada y, además,  ahorrar algún dinero.
 

Tu plan de comidas


El plan de comida que idealices no es ninguna regla que no puedas quebrar, es una guía que debes seguir lo mejor posible ya que cuando vives solo, es más fácil darle la vuelta a la situación, pero cuando estos planes de comida incluyen una familia, y además niños, se puede transformar en una auténtica pérdida de comida, recursos, tiempo y dinero.
 

¿Qué necesitas para hacer un plan de comidas efectivo?


No es nada difícil. Aquí podríamos separarte la respuesta en dos opciones:
 
  • Si vives solo: es tan simple como saber lo que te gusta, lo que es saludable, el tiempo que dispones y el dinero destinado a tu alimentación;
  • Si vives en familia, incluyendo niños o personas mayores: debes tener en cuenta casi las mismas cosas, multiplicado todo por los individuos que dependen de este plan de comida, o sea, deberás tener en cuenta lo que le gusta a cada uno, lo que es saludable (y aquí debes redoblar la atención en los más pequeños y en los mayores), el tiempo que dispones y el dinero que está destinado para el plan de comida familiar. En este caso sabemos que es complicado juntar todos estos factores y complacer a todos, por eso, muchas veces la opción de lo saludable y del ahorro acaba por ganar mucho terreno.


Trucos para hacer cualquier tipo de plan de comidas


A continuación, te damos algunos trucos y consejos que podrás aplicar durante todo el proceso de tu plan de comidas. Además, podrás obtener inspiración para otros planes de tu día a día:

A la hora de elegir dónde comprar:
 
  • Elige el supermercado que te ofrezca no solo las mejores promociones, sino también las opciones más variadas;
  • Los supermercados tienen sus planes de cliente amigo, si el que elegiste tiene, entonces no dudes en agregarte a su club. La mayoría de las veces, el descuento es significativo y sin tener que gastar nada en el momento de tornarte miembro;
  • Si conoces mercados locales, agricultores, pescadores, entre otros que trabajen por cuenta propia (y ¡de confianza!) puedes hacer una parte de tus compras con ellos. Los productos son siempre frescos y mucho más baratos;
  • Si tienes tiempo y gusto por la jardinería, podrás cultivar tus propios vegetales y hasta frutas.
En el momento de la compra:
 
  • Elige los productos más frescos;
  • Lleva solo la cantidad que necesitas de los productos con caducidad reducida;
  • Compra los productos de la temporada;
  • Elige productos de marca blanca. ¡Atención! No lo hagas con todo. Algunos valen muchísimo la pena, ya otros no son ni de cerca lo que esperas;
  • Otra opción inteligente es escoger aquellos productos que fueron premiados durante el año por su excelencia y sus ventas;
  • Lleva los cupones que tienes y ve verificando a la hora que eliges los productos;
  • Lee con atención los folletos promocionales y los avisos dentro del supermercado. No te dejes llevar por el impulso o por una mala lectura;
  • Haz tus compras una vez al mes, o dos. ¡No vayas todos los días! Podrás sentirte tentado a comprar cosas innecesarias;
  • Nunca vayas a comprar con hambre. Es la forma más segura de comprar cosas innecesarias.
A la hora de pagar:
 
  • Ya sea sistema por puntos, saldo acumulado o cualquier otro, utilízalos de forma a recibir más descuentos y pagar menos;
  • Revisa si tu empresa, trabajo o algún servicio que hayas contratado tiene convenio con el supermercado. Muchas veces hay opciones de ahorro provenientes de convenios entre empresas y por no leer o no informarnos, perdemos esa gran opción de ahorro.
Ahora que te estás al tanto de estos trucos, ¿Harás tu plan de comida o vas a continuar perdiendo tiempo y dinero?
 
También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados