Consejos para una comida sana y barata

No hace falta gastar mucho dinero para llevar una dieta sana, compuesta por platos bien elaborados y equilibrados. Toma nota de estos consejos para una comida sana y barata.

Consejos para una comida sana y barata
5 trucos que te ayudarán a ahorrar y a conseguir una dieta más saludable

Comer sano no está reñido con comer barato, todo es cuestión de hábitos, y de tener cuidado a la hora de hacer la compra semanal, ya que es importante elegir los ingredientes adecuados.

Claro que con las prisas y la falta de tiempo en nuestro día a día, comer sano se convierte en una tarea algo complicada. Pero con una buena planificación de tus comidas, te será mucho más fácil controlar lo que compras y comer más sano.

A continuación te damos algunos consejos clave para lograr una comida sana, recuerda que todo es cuestión de elegir los productos adecuados, cocinar platos equilibrados y, sobre todo, huir de los productos procesados.
 

5 TIPS PARA COMER SANO Y BARATO


 

1. Haz un desayuno completo y come fruta a media mañana

Para llevar una dieta saludable es muy importante desayunar bien todos los días. La fibra, los hidratos y las proteínas no pueden faltar en tu desayuno, de este modo conseguirás que tu metabolismo se sienta saciado por más tiempo y evitarás gastar dinero en comida o snacks.

Por si acaso, siempre es conveniente llevar alguna pieza de fruta a media mañana, otra opción es llevar frutos secos o unas galletas integrales. Lo importante es optar siempre por comida sana, es decir, nada de bollería, snacks o cualquier otro tipo de comida procesada.
 


2. Cocina en casa y elige alimentos frescos de temporada

Sin duda, la comida más sana es la casera, por lo que cocinar en casa será esencial para consumir platos más saludables y económicos. Para evitar comer fuera o comprar comida precocinada es importante que lleves todos los días tu propia comida al trabajo.

Recuerda que así controlarás las grasas y las calorías de tus platos, y al mismo tiempo que evitarás gastar más dinero en restaurantes. Aquí encontrarás algunas ideas para llevar comida sana al trabajo.
 


3. Olvídate de los alimentos procesados

Para comer sano es fundamental evitar ingerir alimentos procesados o precocinados. Por eso, cocinar en casa es la mejor opción, aunque también conviene elegir bien los ingredientes y productos que vamos a utilizar.

Opta siempre por alimentos de temporada, que además de ser más económicos, son de mayor calidad. Las frutas, las legumbres y las verduras son los ingredientes más baratos, además aportan numerosos nutrientes, fibra y vitaminas a nuestro organismo. 
 


4. Controla bien lo que comes fuera

Es inevitable que, por lo menos al llegar el fin de semana, hagamos alguna comida fuera de casa. Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos optar por una comida sana y de calidad.

Intenta elegir restaurantes con platos elaborados con productos frescos y, sobre todo, evita los locales de fast food. Aunque la opción más económica, sin duda, es comer casa.

Prueba a preparar una comida especial y diferente, que no sea la típica que cocinas nomalmente, así también lograrás salir de la rutina semanal.
 


5. Cambia los refrescos por agua

En la bebida también está la clave para comer más sano, así que intenta beber abundante agua para mantenerte hidratado. Además de ser más económico, beber agua te ayuda a eliminar toxinas y a evitar gastar dinero en refrescos o bebidas industriales.

Piensa que beber agua también te aporta menos calorías y proporciona una mayor sensación de saciedad durante más tiempo, lo que es ideal si quieres perder peso.


Recuerda que además de una comida sana, el deporte es el complemento perfecto para conseguir unos hábitos más saludables. Así que intenta realizar algún tipo de ejercicio físico tres o cuatro días por semana, recuerda que el objetivo es huir del sedentarismo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados