Consejos para que la comida se conserve mejor y no tires nada

Seguro que más de una vez has tenido que tirar comida estropeada a la basura. Si quieres evitar desperdiciar y aprender a conservar mejor los alimentos, toma nota de estos sencillos consejos.

Consejos para que la comida se conserve mejor y no tires nada
Aprende a conservar mejor los distintos alimentos y ahorra en tu lista de la compra

Cada año se desperdician millones de toneladas de comida solo en los hogares españoles. Según la FAO, hasta un tercio de todos los alimentos se estropea antes de ser consumido, acabando inevitablemente en la basura.

Esto, además de ser un despilfarro brutal para nuestro bolsillo, supone un enorme desperdicio alimentario provocada por pésima gestión de nuestros recursos.

Para que aprendas sacar el máximo partido a los alimentos, a continuación te presentamos 5 sencillos trucos con los que conseguirás que la comida se conserve mejor y dure más tiempo. 
 

5 trucos para conservar mejor la comida


 

1. Coloca correctamente los alimentos en la nevera

Para una mejor conservación de la comida, es igualmente importante mantener la temperatura adecuada en la nevera como distribuir correctamente los alimentos en su interior. Recuerda que la temperatura también cambia según la zona.

Por ejemplo, las carnes y los pescados deberían colocarse en la zona más fría de la nevera, es decir, en el primer estante, encima de los cajones. Por otro lado, la parte de los cajones es la menos fría, por lo que es ideal para guardar las frutas y las verduras, ya que las bajas temperaturas pueden deteriorarlas más rápido.

De cualquier forma, lo ideal es no superar nunca los 4ºC. También es importante no sobrecargar nuestra nevera, ya que debemos dejar circular el aire entre los distintos alimentos.
 

2. Evita guardar las frutas y las verduras en el mismo cajón

Los cajones de la nevera están destinados a guardar las frutas y las verduras, sin embargo, tampoco conviene juntar ambas en el mismo cajón.

La razón es que algunas frutas, como por ejemplo, los plátanos y las manzanas, emiten gas etileno de forma natural y éste puede provocar que el resto de alimentos maduren más rápidamente y se deterioren.

Recuerda que tampoco es necesario guardar todas las frutas en la nevera, de hecho muchas de ellas, como por ejemplo, los plátanos o las naranjas, se conservan mejor fuera.
 

3. Congela los alimentos si quieres que duren más tiempo

Lo mejor es planificar tu menú diario y congelar todos los alimentos que no vayas a consumir durante esa semana. Este recurso también nos sirve para la comida preparada, ya que puedes congelarla para conservarla mejor y por más tiempo. Tan solo tendrás que descongelarla cuando la vayas a consumir.

Para congelar tus alimentos de la mejor manera, lo ideal es colocarlos en envases o envoltorios herméticos y así protegerlos de posibles bacterias que puedan contaminarlos.

Recuerda que tampoco conviene dejar los alimentos mucho tiempo en el congelador y nunca los descongeles a temperatura ambiente, ya que las bacterias y microbios se multiplican.
 

4. Mantén limpia y ordenada la despensa y la nevera

Mantener limpio y ordenado el espacio donde guardemos nuestros alimentos es esencial para conservar mejor la comida. Piensa que este el único modo de evitar la aparición de bacterias y microorganismos que puedan dañar o contaminar el resto de productos.

También es importante comprobar cada semana el estado de los distintos alimentos, así podrás gastar los alimentos que ésten a punto de estropearse, tirar los que no hayas podido salvar o los que ya hayan caducado.
 

5. Cuidado con las sobras

Una de las opciones más fáciles para conservar las sobras de comida es congelarlas, aunque si vamos consumirlas en las próximas 24h podemos guardarlas en la nevera.

Todas las sobras deben guardarse en tuppers o envases herméticos para evitar los posibles agentes patógenos y la contaminación cruzada. En el caso de los alimentos enlatados, también conviene guardarlos en recipientes herméticos, pero sobre todo nunca en la lata, ya que ésta puede oxidarse.

Recuerda que los platos de pasta, arroz o legumbres pueden llegar a aguantar un máximo de 5 días, sin embargo, el huevo, la carne o el pescado no pueden sobrepasar los 2 días.



 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados