Consejos para no sufrir ansiedad durante viajes y vuelos

Te damos algunos consejos y remedios para disminuir la ansiedad durante viajes. Hacer ejercicio o cuidar la alimentación puede prevenir sus síntomas.

Consejos para no sufrir ansiedad durante viajes y vuelos
Hacer ejercicio o cuidar la alimentación puede ayudarte a reducir la ansiedad

La ansiedad durante viajes y vuelos es algo común. No a todo el mundo le sienta bien subirse a un avión, y se puede terminar experimentando síntomas como mareos, náuseas, palpitaciones, vértigo e incluso terror.

Psicología cotidiana describe la ansiedad como un estado emocional donde predomina la inquietud y la angustia. Hay personas más temerosas ante determinadas circunstancias que se le escapan del control o que no pueden predecir, lo que les puede provocar una situación más que incómoda, insatisfactoria para llevar una vida más relajada. No obstante, existen remedios para prevenir y reducir la sensación de ansiedad en determinados momentos, como ocurre cuando vamos a viajar.

Una vida más saludable ayuda a reducir la ansiedad


Hacer ejercicio

El ejercicio físico tonifica los músculos y evita la rigidez, así como una excesiva activación del sistema nervioso. Todo ello conlleva un cansancio saludable que facilita el sueño, que lo convierte en un buen remedio para reducir la ansiedad durante viajes.

Puedes realizar desde deportes lúdicos hasta ejercicios más intensos en el gimnasio. Todo dependerá de la capacidad física de nuestro cuerpo.

Cuidar la alimentación

Llevar una alimentación desordenada en cuanto a tipos de alimentos y horarios aumenta la ansiedad, provocando síntomas como problemas estomacales, estreñimiento o diarrea. Para evitarlo, asegúrate de llevar una alimentación variada y menos pesada. Al mismo tiempo, trata de respetar un horario para las comidas.

Tener un buen descanso

Igualmente, facilitar el descanso del cuerpo reduce la ansiedad durante viajes. El momento de conciliación del sueño es fundamental para lograrlo. El repaso del día o la planificación mental del día siguiente pueden reducir la capacidad para dormir. La ansiedad puede aumentar si eres consciente de que no puedes dormir.

En esa situación, trata de relajarte, dejando para otro momento del día las tareas de organización de las actividades habituales. Al despejar la mente tendrás mayor capacidad de conciliar el sueño y por tanto, reducir la ansiedad en próximas situaciones como levantarte al día siguiente para ir al aeropuerto.

 Técnicas de relajación

Hacer ejercicios de respiración y relajación son claves a la hora de enfrentarnos a una situación de ansiedad durante viajes. Aprender ciertas técnicas y ponerlas en práctica en los momentos más críticos también pueden reducir el problema.

Distracción y externalización

La distracción o reconducción, según describe Psicología cotidiana, se debe al desplazamiento de la atención de una tarea hacia otra más neutra o positiva. En este sentido, desaconsejan decirse a uno mismo frase como “no debes estar ansioso”.

Buscar formas de externalización reduce la alarma o el temor distrayendo la atención. Con esto se pretende centrarse en una sensación externa para reducir la ansiedad. En este sentido, pueden ser útiles ciertas actividades mentales como mantener una conversación que no esté relacionada con el tema que puede angustiarte, como aviones o vuelos durante un viaje.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados