Consejos para la hidratación de la piel

La hidratación de la piel es una cuestión de salud y de estética. Existen varios remedios, multitud de productos cosméticos, pero también los hay caseros.

Consejos para la hidratación de la piel
El sueño, las cremas y otros remedios caseros ayudan a hidratarla

Una de las atenciones que debemos prestar a nuestro cuerpo es el cuidado de la piel. Son varios los factores que inciden en su salud, como el clima, o los propios hábitos, como la ingesta de ciertas bebidas o alimentos. La hidratación de la piel es, además, una cuestión estética. Por todo ello, hay que tener en cuenta cómo tratarla de la manera más adecuada.

Un correcto descanso es el mejor medio para mantener la piel sana. Asimismo, es conveniente hidratar la piel tanto interna como externamente. Suele ser recurrentes el uso de ciertos cosméticos y cremas hidratantes, y también se puede acudir a otros remedios naturales, y dependiendo del tipo del piel, se puede llegar a precisar incluso de asesoramiento especializado.

Hábitos, productos y alimentos para hidratar la piel

 

Dormir

Un descanso adecuado de unas 7 u 8 horas nos ayuda a tener el corazón saludable, ayuda a perder peso, previene el estrés y la depresión, así como mejora la atención y la memoria. Además, incide de manera positiva en la hidratación de la piel, dándole brillo y rejuvenecimiento.

Hidratarse por fuera

El uso de productos hidratantes es la forma más común o conocida para hidratar la piel. Aunque existen otros métodos igual de factibles. Mejor con Salud recomienda lavarse la cara justo antes de dormir, lo que facilita la apertura de los poros al eliminar la suciedad, y al mismo tiempo, ayuda a evitar la formación de acné y a disminuir las arrugas.

Tras este lavado facial, también se aconseja la hidratación de la piel mediante cremas, o con productos naturales como el aloe vera. Uncomo.com hace una selección de los mejores aceites para la hidratación de la piel.

Por otra parte, no se trata sólo de cuidar la cara. Presta atención a otras zonas del rostro, como los labios, los contornos de ojos, las manos o los pies.

Hidratarse por dentro

Igual de importante es atender a una correcta hidratación por dentro. El remedio más evidente es ingerir agua. No existe una medida estándar de litros al día. Salud Casera establece una relación entre el peso de la persona y la cantidad de agua. Mientras que Fitness Revolucionario argumenta que lo mejor es beber simplemente cuando se tenga sed para no caer en la sobre hidratación o ingesta de compuestos innecesarios.

Una bebida beneficiosa para hidratar la piel es el zumo de zanahoria, debido a su contenido en antioxidante y betacaroteno, que frena la aparición de los síntomas del envejecimiento y, además, protege contra los rayos UV. Las infusiones como el té verde o la manzanilla también aportan mayor vitalidad.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados