Consejos para hacer pestiños con miel y que se empapen del todo

Todos los secretos para que tus pestiños bañados en miel sean todo un éxito. Y a disfrutar de todo un placer goloso.

Consejos para hacer pestiños con miel y que se empapen del todo
Crujientes y jugosos

Los pestiños con miel son típicos de Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha. Su parecido a algunos dulces árabes sugiere que su origen pueda ser común.

Sea cual sea su origen actualmente se prepara fundamentalmente en Navidad o Semana Santa, coincidiendo con las fiestas religiosas.

Aunque puede haber ligeras variaciones en su preparación, este riquísimo dulce está elaborado con harina, posteriormente se fríe en aceite de oliva y después se baña en miel.

El secreto de un pestiño con miel reside precisamente en esta última, en que consigamos que los pestiños se empapen bien de miel dando lugar a un dulce pegajoso, crujiente y muy dulce. 

Te explicamos cómo hacer los mejores pestiños de miel. 
 

Pestiños: el secreto está en la miel


La miel

Como te decíamos, es fundamental que los pestiños terminen bien mojados en la miel. Para ello hay que elegir una miel de buena calidad y hacer con ella un almíbar, cuya elaboración te detallaremos a continuación.

Pero, ¿cuál es la mejor miel? Difícil pregunta porque en España se elabora miel de alta calidad en muchísimas zonas. 

Si nos guiamos por un estudio de la OCU del año 2015, la mejor miel de España está en Galicia, en concreto en Samos en la montaña lucense. Se trata de la Miel de Anta.

Pero seguramente tú conoces otras mieles de calidad…


 

El almíbar de miel

Una vez que hemos decidido qué miel utilizar toca preparar el almíbar con el que bañaremos nuestros pestiños de miel.

Necesitas: 
 
  • 1 vaso de miel
  • 1 vaso y medio de agua: cuanta más agua, más líquido conseguirás el almíbar y más sencillo será que tus pestiños se empapen bien en la miel. ¡Cuidado con no pasarse!
  • 1/2 vaso de azúcar
  • 1 piel de limón

Pones todos los ingredientes en una olla al fuego hasta que comience a hervir. Apagas y ya tienes tu almíbar para conseguir los mejores pestiños de miel


 

Los pestiños

Por último queda lo básico, la elaboración de los pestiños.

Para la masa necesitas: 
 
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen (si es extra mejor)
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de sal
  •  750 gr de harina
  • Un chorrito de anís (este ingrediente es opcional)

En un bol pones la harina, la sal, el vino, el aceite y el anís. Lo mezclas todo bien hasta que consigas una masa homogénea que ya no se te pegue a las manos. 

Estiras la masa y la cortas en pequeños trozos que luego enrollaremos para darle forma a nuestro pestiño de miel. 

Los fríes en abundante aceite de oliva, en el que previamente has calentado 1 cáscara de limón. Tienen que quedar doraditos pero sin quemarse.

Los retiras y con papel absorbente eliminas el exceso de aceite. Los bañas con el almíbar que has preparado y ya tienes tus pestiños con miel bien jugosos.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados