Consejos para decorar un piso de alquiler

Decorar un piso de alquiler no es lo mismo que hacerlo con uno propio. Para que tengas una mejor idea, aquí van nuestros tips.
 

Consejos para decorar un piso de alquiler
Dale tu toque personal al lugar donde vives

Con los útiles consejos para decorar un piso de alquiler que te presentamos a continuación, podrás hacer que el inmueble donde vives tenga un estilo que te complazca y se sienta como casa, aunque el lugar no sea tuyo.

No debes renunciar a darle tu estilo personal aunque vivas en un piso de alquiler.

Piensa que es tu casa( aunque sea temporal) y seguro que tu casero no te pone pegas a que conviertas ese espacio en un sitio especial.

Sigue leyendo y te contamos algunas pautas para la decoración de tu casa alquilada.



Consejos para decorar un piso de alquiler

 

Empieza con un concepto

Uno de los principales elementos del buen diseño es la armonía.

Por eso, lo primero que se necesita para decorar un piso de alquiler es un concepto. Es importante que – en la medida de lo posible – empieces a decorar con una idea en la cabeza de lo que quieres lograr en lugar de ir actuando sobre la marcha.

Si empiezas a decorar un piso en alquiler sin ningún tipo de muebles, podrás darle rienda suelta a tu imaginación.

Si el lugar ya está amueblado estarás un poco más limitado, pero aún podrás darle tu toque personal al mismo.

Sea cual sea el caso, empezar con un concepto siempre es mejor.
 

Juega con los colores y los vinilos

También es importante que, a la hora de decorar un piso de alquiler, tengas en mente desde el principio una paleta de colores y que elementos decorativos vas a utilizar.

Algún toque de color en algunas paredes o una completa renovación de los tonos del lugar tienen un efecto mayor del que muchos piensan: pueden hacer que el piso luzca totalmente diferente a aquel que viste cuando lo alquilaste.

Los vinilos y los cuadros también son una muy buena alternativa, muy efectiva a la hora de darle un toque especial a algún espacio de la casa.

Además, son fáciles tanto de colocar como de quitar una vez que decidas mudarte.
 

Adapta tu estilo a los muebles que ya tienes

Hace algunas líneas te dijimos que es posible decorar un piso de alquiler a tu gusto incluso cuando este ya viene amueblado, ahora te contamos algunas ejemplos de cómo hacerlo:

 
-Si, por ejemplo, no te gusta el sofá de la sala, con una funda y algunos cojines puedes lograr que luzca totalmente diferente.
 
-Los adornos ayudan enormemente a dar un toque personal en un lugar con muebles que no sean tuyos.
 
-Los textiles también tienen una gran capacidad de cambiar el aspecto de cualquier espacio de la casa.
 
-Si quieres cambiar el aspecto de la cocina, las láminas adhesivas son una solución económica y muy efectiva.
 
-Las plantas nunca están de más para darle un aire de frescura al lugar.
 

No dejes de considerar alternativas económicas

Cuando decoras un piso de alquiler desde recordar que hay posibilidades de que te mudes en un futuro no tan lejano.

En este contexto, las soluciones económicas como los cojines, las cortinas o los tapetes tienen mucho para ofrecer: cumplen la función y son fácilmente transportables.
 

Compra muebles que sean sencillos de transportar

Lo que te mencionamos en el punto anterior también es aplicable cuando se trata de los muebles que compras.

Es importante que amuebles el lugar con objetos que sean fáciles de transportar ante una eventual mudanza.

En este sentido los armables suelen ser una excelente y muy flexible alternativa.

Esperamos que estos consejos para decorar un piso de alquiler sirvan para ayudarte a que el lugar donde vives se parezca un poco a ti y lo sientas como un hogar.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados