Consejos para cuidar el parquet de tu casa

¿Sabes cómo mantener un suelo de parquet? Te dejamos una serie de consejos que debes seguir para que la madera se conserve radiante durante el resto del tiempo, ¡presta atención!

Consejos para cuidar el parquet de tu casa
Poniendo un poco de atención tendrás suelos impecables


Tomar la decisión de poner unos magníficos suelos de parquet en casa suele ser una opción inteligente, pero viene acompañada de ciertas condiciones.

A cambio de las numerosas ventajas que los suelos de madera nos ofrecen, debemos responder con unos cuidados fundamentales para poder conservarlos.

A la hora de mantener los suelos, tampoco debemos darle demasiadas vueltas, pero si tener un conocimiento básico de los materiales para evitar su desgaste con el tiempo y el uso.

Para que sepas cómo cuidar tu parquet, vamos a recopilar una serie de consejos ideales para que no tengas ningún problema con su mantenimiento en casa.


5 consejos básicos para cuidar un suelo de parquet



1. Cubre la base de algunos muebles

En casa siempre hay algunos muebles pesados que podemos arrastrar, como sillones, sofás y algunos armarios. En este caso conviene cubrir las patas y soportes con unos fieltros o tapas para que cuando los desplacemos no rayen nuestro suelo de parquet.

Si los revisamos cada cierto tiempo antes de mover nada, jamás dañaremos la madera.


2. Evita los crujidos y la humedad

Muchas veces nos encontramos con que nuestro parquet cruje, y eso es debido al efecto de la humedad en la madera, expandiéndola y contrayéndola.

Para acabar con este problema, se debe ventilar la estancia cuando el clima sea más húmedo, y en los períodos secos, hacer uso de humificadores.

Recuerda siempre retirar cualquier líquido que toque el suelo rápidamente.


3. Bloquea los rayos de sol más directos

Una de las peculiaridades del parquet, como muchos otros elementos de madera, es que se produce la decoloración tras una exposición directa y continuada al sol.

Este efecto puede ser bloqueado de una manera muy sencilla si tapas la luz de las ventanas en los períodos del día en los que es más fuerte.

Usa las cortinas a media mañana y hasta el mediodía y olvídate de problemas.


4. Ten cuidado con los roces y los golpes

Aunque pueda parecer algo lógico y muy obvio, no siempre estamos atentos a todos los acontecimientos que tiene lugar en nuestro hogar.

En momentos puntuales en los que se va a realizar algún arreglo, cuando los niños juegan sobre el suelo, e incluso cuando hacemos ejercicio en casa, se debe hacer especial hincapié en cubrir el suelo con una estera o alfombra lo suficientemente gruesa.


5. Empieza a utilizar felpudos

Si bien es cierto que en la entrada de casi todos los hogares hay un felpudo, en las casas con suelos de parquet se hacen todavía más necesarios.

Los restos húmedos que pueden dejar los zapatos como barro, grava o agua sucia pueden dañar gravemente el parquet, por eso no es una tontería asegurarse por partida doble colocando felpudos delante de las habitaciones principales de la casa.

La próxima vez que vuelvas a pensar en cómo puedes cuidar mejor del parquet, tendrás la respuesta a todo. Lo cierto es que estos consejos son bastante sencillos, y no tendrás problema en seguirlos en tu día a día, pues tan solo requieren una mínima atención.

Te recomendamos que compartas este conocimiento con tus amigos y familiares, así tendrás tu suelo por siempre reluciente.


También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados