Consejos para cambiar la cuenta nómina de banco

Antes de cambiar la cuenta nómina de banco comprueba que no tengas compromiso de permanencia y elige la que te ofrezca más beneficios con menos comisiones.

Consejos para cambiar la cuenta nómina de banco
No te olvides de cancelar la cuenta antigua

¿Estás harto de que tu banco no te dé nada por tener la nómina domiciliada mientras ves que otros ofrecen una buena rentabilidad? Pues no esperes más. Cuanto antes te decidas a cambiar la cuenta nómina de entidad, antes empezarás a ganar dinero. 

Puede que no sepas cómo hacer este trámite, pero lo cierto es que cambiar la cuenta nómina de banco es un procedimiento bastante fácil. Sólo debes tomar unas pequeñas precauciones para que luego no te arrepientas de la decisión.

Compara antes de cambiar la cuenta nómina


1. Comprueba que no tienes firmado ningún compromiso de permanencia. Puede que al hacerte cliente de tu entidad actual te diesen alguna bonificación o regalo a cambio de mantener la cuenta abierta un tiempo determinado. Si te vas antes de tiempo, es probable que tengas que devolver ese importe. 

También puede ocurrir que, si tienes una hipoteca, el banco te obligue a mantener la nómina domiciliada. De todas formas, a lo mejor sólo te suba un poco el diferencial. Tienes que ver si aún así te compensa el cambio.

2. Antes de lanzarte, compara. Aunque hayas visto un anuncio en el que ofrecen un regalo que te apetece muchísimo o un amigo te haya contado que a él le dan una rentabilidad estupenda, párate a pensar. Cada día salen nuevas ofertas, la mayoría muy interesantes. 

Para que te hagas una idea, ahora mismo cambiar la cuenta nómina de banco puede suponerte el conseguir una rentabilidad de hasta el 5% TAE. Bankinter ofrece estos intereses durante el primer año. Después baja hasta el 2%. A cambio, exige un compromiso de permanencia de 24 meses.

Mientras, ING ofrece un descuento del 3% en gasolineras Galp y de la devolución del 2% del importe de los principales recibos. Si además contratas la Cuenta Naranja, podrás beneficiarte de un 2% TAE durante los tres primeros meses.

Por su parte, en EVO te dan dos cuentas conectadas entre si. Una cuenta corriente al 0,20% TAE y otra para tus ahorros, a 1,10% TAE.

Pero lo mejor para saber qué cuenta se adapta mejor a ti es usar los simuladores online. 

Olvídate de las comisiones


3. Negocia las comisiones. Hay un montón de bancos que quitan la mayoría de las comisiones al domiciliar la nómina, así que no hay excusas para que sigas pagando por todo. Si no quieres pagar por las transferencias ni por las tarjetas, no tienes por qué hacerlo. Estas son sólo algunas de las cuentas sin comisiones que pueden interesante: La Cuenta Inteligente de Evo, la Cuenta Naranja de ING, la Cuenta Activa de Activo Bank, la Cuenta Nómina MultiEstrella de La Caixa, la Cuenta Corriente Operativa de Openbank o la Cuenta Básica de Bancopopular-e.

4. Verifica todos los recibos que tienes que domiciliar. Lo normal es que sea el banco quien se encargue de cambiar la domiciliación de los recibos, pero si lo haces tú será más rápido. En todo caso, verifica lo antes posible que se haya modificado correctamente el nuevo número de cuenta.

5. Cancela la cuenta antigua. Mantener abierta una cuenta puede conllevar algunos gastos, así que, si no la vas a necesitar para nada, es mejor que la canceles. No vaya a ser que te encuentres con un descubierto. 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados