Consejos para asar un codillo al horno y que quede jugoso

El codillo al horno es un plato que requiere mucho tiempo, aunque no presenta gran dificultad. El objetivo con esta receta es conseguir que quede jugoso. 
 

Consejos para asar un codillo al horno y que quede jugoso
Sigue paso a paso esta receta de codillo al horno

 
Para que el codillo al horno quede en su punto, debemos tener paciencia a la hora de meternos en la cocina, ya que es un plato que requiere de tiempo y atención. No puede quedarnos poco o medio hecho.

El codillo es la zona de unión entre los huesos que forman el codo del cerdo, y tiene un sabor peculiar. Además, esta parte del animal contiene bastante grasa.

Este plato es típico de países como Alemania, Austria, Polonia e incluso China. Aprende a cocinar el codillo con esta receta, siguiendo los consejos para que la carne quede exactamente en su punto. 
 


Cómo cocinar codillo al horno


Ingredientes

Esbieta recomienda en su receta de codillo al horno utilizar los que tengan hueso para que no se resequen a la hora de cocinarlos.

Los ingredientes que propone son:
 
  • 2 codillos
  • 2 hojas de laurel
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1-1/2 guindilla
  • 1 manojo de perejil
  • 5-8 granos de pimienta negra
  • pimienta molida
  • sal
  • 2 cucharas de aceite de oliva
  • 15-20 ml de vinagre de sidra
  • 500 ml de agua



Preparación

En primer lugar, hay que salpimentar los codillos, y colocarlos en una fuente con especias donde lo untaremos con aceite. Pon el horno a precalentar durante 20 minutos. A continuación, se añade a la fuente el agua y el vinagre.



En el horno

Este paso es clave a la hora de conseguir el mejor punto de cocción para el codillo al horno. Ten en cuenta también que te tomará bastante tiempo. ¡Ten paciencia!

Introduce la fuente en el horno, durante al menos dos horas, dándole la vuelta cada media hora. Durante este proceso, sigue las indicaciones propuestas por Esbieta: los primeros 40 minutos, cocinarlo a 250 ºC de temperatura; en los siguientes 40 o 50 minutos a 190 ºC; para luego volver a bajarlo a 170 ºC para asarlos durante 20 o 30 minutos.

Por último, apaga el horno, y déjalo reposar 15 minutos más. De este modo conseguimos que las fibras se relajen, siendo el resultado una carne muy jugosa. 

Cuando la carne esté bien dorada y desprendida del hueso, estará listo para servir.



Buscando acompañante

No hay mejor forma de presentar a este estupendo plato de codillo al horno que con un buen acompañante. Sigue la receta de codillo al horno de Directo al Paladar para incluir unas patatas al romero.
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados