Consejos para alquilar vivienda por primera vez

Alquilar vivienda comporta un montón de dudas tanto para inquilinos como para propietarios. En este artículo abordaremos las más frecuentes.

Consejos para alquilar vivienda por primera vez
Encontrar al inquilino ideal es tan difícil como encontrar al casero perfecto

Si vas a alquilar vivienda por primera vez seguro que tienes un montón de dudas e inseguridades. Da lo mismo que seas inquilino o propietario, ese paso es importante y te pone algo nervioso. Yo he estado en ambos lados de la balanza y todo tiene sus partes buenas y malas.

Cuando estás en el lado del arrendatario quieres encontrar la mejor vivienda, en la mejor ubicación y al precio más bajo posible. Los propietarios, sin embargo, viven con el miedo constante de no saber si los inquilinos les van a pagar el alquiler o les van a destrozar la casa. 


 

Alquilar vivienda: paciencia



Para ambos casos solo hay un consejo posible: paciencia. Ni vas a alquilar la primera vivienda que veas (salvo que sea la casa de tus sueños) ni vas a aceptar al primer posible inquilino que te haga una oferta. 

En el primer caso necesitarás ver más de un inmueble para estar seguro de que la elección va a ser la acertada o de que el precio de ese piso que tanto te gustó realmente se ajusta al mercado. Y una vez lo tengas más o menos decidido, habla con otros vecinos sobre la zona y visítala durante diferentes momentos del día. 

En cuanto a los propietarios, conviene conocer el perfil y la solvencia de los posibles arrendatarios. A lo mejor no te interesa alquilar tu casa a alguien que tenga varias mascotas. Incluso hay caseros que no aceptan niños pequeños o que se alojen más de dos personas por dormitorio. 


 

Alquilar vivienda: desconfía siempre



Encontrar al inquilino ideal es tan difícil como encontrar al casero perfecto. Por eso no te fíes de la primera impresión y deja las cosas bien claras desde el principio: importe de la renta, plazo para el pago de la mensualidad, quién se va a hacer cargo de las diferentes reparaciones (lo normal es que el dueño se encargue de los electrodomésticos o las grandes averías y el inquilino de los pequeños arreglos necesarios por el uso de la vivienda, como la cisterna del inodoro), si se permiten mascotas, etc. Y todo ello debe quedar bien reflejado en el contrato. 


Y hablando de desconfiar, nunca hay que adelantar dinero antes de la firma del contrato. Por su parte, el arrendador tampoco debe dejar las llaves para que vayan llevando cosas. 

 

Alquilar vivienda: saca fotos



Si vas a alquilar tu vivienda y está amueblada debes hacer un inventario con todo lo que hay en su interior y adjuntarlo al contrato. Por su parte, el inquilino debe tener unos días para revisar que todo está en orden y hacérselo saber al propietario.

Si se encuentra algo roto o en mal estado lo mejor es que saque fotos y se lo haga saber al dueño para que lo arregle.

Además, recuerda que si vas a alquilar un piso que está anunciado en una agencia ésta te va a cobrar una cantidad equivalente al importe de una mensualidad.

Por tanto, tendrás que desembolsar tres mensualidades antes de entrar en la vivienda (agencia, fianza y primer mes por adelantado).

 

​También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados