De madre a madre: 10 consejos para ahorrar en ropa de bebé

Si quieres ahorrar en la ropa de bebé compra sólo lo necesario y olvídate de las marcas. Hay tiendas low cost con prendas de mejor calidad y mucho más barata.

De madre a madre: 10 consejos para ahorrar en ropa de bebé
Pide lo que necesites y vende lo que no uses

La llegada de un bebé implica un gran cambio en nuestras vidas. Pero no sólo en lo personal, sino también en lo económico. Se calcula que el primer mes de vida, un bebé supone un gasto medio de 2.000 euros por familia. Así que eso de que los hijos llegan con un pan debajo del brazo no es que sea muy cierto.

Está claro que todos queremos que nuestros niños tengan lo mejor, pero hay cosas en las que sí podemos ahorrar. Por ejemplo, en la ropa de bebé. Puede que los consejos que te voy a dar no te convenzan del todo, pero párate unos minutos a analizarlos. Son consejos de madre a madre.

Espera a ver la ropa de bebé que te regalan


1. Un error en el que caemos todas las madres primerizas es comprar toda la ropa de bebé que nos gusta. “Es que es tan mona...” El problema es que no sabemos cómo va a ser de grande nuestro hijo –el mío, por ejemplo, nunca usó ropa de la talla 0 meses-- ni lo que nos van a regalar.

2. Si no nos podemos resistir a comprar ropa de bebé, lo mejor es gastar nuestro dinero en las piezas que más vamos a necesitar, como pijamas y bodys. Incluso una mantita. Pero hasta ahí. Como te digo, si tienes mucha ropita para las primeras semanas, ni siquiera llegará a estrenarla.

3. Si tienes hermanas, primas o amigas con niños pequeños, no te niegues a que te presten ropa. Seguro que la ropa de los primeros meses la tienen nueva. Igual que quedará la de tu hijo, porque les quedará pequeña antes de que empiece a verse usada. En Internet también puedes encontrar redes solidarias donde la gente regala un montón de artículos, incluida ropa de bebé: telodoygratis es una de ellas.

4. Pide a las personas de confianza que te regalen ropa para más de 6 meses. La mayoría de la gente te comprará prendas de recién nacido y, con suerte, para tres meses. Así que de esas tallas tendrán un montón, pero te encontrarás sin nada de 6 meses en adelante.

 

En la ropa de bebé, mejor calidad que marca


5. No te dejes guiar por la marca, sino por la calidad. Hay tiendas que son conocidas por sus bajos precios y en las que tienen ropa de bebé de algodón orgánico mucho más barata que otras de marca, pero de peor calidad.


6. Opta por colores neutros. De esta forma, si luego tienes más hijos, podrán usarla aunque tengan un sexo diferente.


7. Reutiliza. Si te da pena guardar ese vestidito que tanto te gusta pero que le ha quedado pequeño a tu hija, no lo hagas. Cómprale unos leggins y utilízalo como camiseta.

8. Las prendas más costosas, como los abrigos, cómpralas un pelín abundantes. No te digo que tu bebé parezca un payaso, pero sí que le sobre un poco para que pueda aprovecharlas el invierno siguiente.

9. Compra en rebajas, pero con cabeza. Yo lo de comprar en rebajas “para que lo ponga el año que viene” no lo veo muy acertado en niños pequeños. No sabemos cómo va a ser el crecimiento de nuestro hijo, y puede que gastemos el dinero en algo que luego no le va a servir. Lo que sí podemos hacer en el caso de la ropa de bebé es comprar en las rebajas de junio prendas una talla más grande para que ponga en agosto o septiembre.

10. Vende lo que no vayas a utilizar. En el mundo del ecommerce hay de todo, incluso tiendas de compra-venta de ropa de bebé. Yo en su día utilicé percentil, y funciona bastante bien. Es más, viendo lo exigentes que son para comprarte la ropa (tiene que estar nueva, sino no la aceptan), es una gran alternativa para adquirir ropa de segunda mano. El ahorro llega incluso hasta el 85%.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados