Consejos para acelerar la conexión WiFi

Para acelerar la conexión WiFi debemos comprobar que no haya interferencias, que el router esté actualizado e incluso cambiar el canal de transmisión si hiciera falta. 

Consejos para acelerar la conexión WiFi
Podemos hacer test rápidos de velocidad en páginas como SPEEDTEST

En ocasiones notamos que la conexión WiFi no va todo lo rápido que debería. Puede ocurrir que sea una incidencia puntual de la empresa que nos proporciona el servicio, o simplemente que el router está estropeado. También puede suceder que la señal no llegue bien a todos los rincones de nuestra casa y tengamos que poner repetidores.

En todo caso, para acelerar la conexión WiFi hay varios trucos y consejos que los expertos recomiendan seguir. Empezando por revisar muy bien nuestro contrato para ver la conexión que tenemos contratada realmente. Puede que nos hayamos quedado con que recibiríamos “hasta X Megas”, pero no hemos corroborado que llegue a nuestra casa. Tenemos que fijarnos en la velocidad mínima que nos garantizan y ver si esa se cumple. Podemos hacer test rápidos de velocidad en páginas como SPEEDTEST. Así conoceremos las cifras reales de subida y bajada que tenemos y podremos verificar si nuestro proveedor está dándonos lo prometido.  


¿Quieres una conexión Wifi más rápida?


 

Evitar interferencias


¿Todo está correcto? Entonces debemos asegurarnos de que no haya ningún elemento que interfiera en la señal de Internet del router. Para ello lo mejor es que esté en el centro del espacio que queramos que abarque. Tampoco conviene tener este aparato escondido ni cerca de elementos metálicos o de aparatos como el microondas o la lavadora.

 

¿Demasiados dispositivos conectados?


También puede ocurrir que estemos utilizando varios dispositivos a la vez, y el ancho de banda es el que es. Con respecto a esto, hay que asegurarse de que la conexión esté protegida para que nadie pueda conectarse a nuestra red y chuparnos el WiFi.
 


Actualizar el router


Otro elemento importante para acelerar la conexión WiFi es mantener nuestros router al día. Por eso conviene resetearlo de vez en cuando, así como actualizar el firmware y el sistema operativo e incluso comprobar que no haya aplicaciones que estén disminuyendo la velocidad a Internet. Esto último podemos comprobarlo mediante programas como GlassWire o NetWorx.  

 

Cambiar el canal del router


Si nada funciona, a lo mejor es cuestión de cambiar el canal de transmisión. Se puede hacer manualmente. En las páginas oficiales de los modelos suelen decir cómo hacerlo, igual que podemos ver en la de LINKSYS.
 

Modifica el hardware


Y si el software es importante, tampoco podemos despistar el hardware. Podemos cambiar la antena, colocar repetidores inalámbricos o comprar un dispositivo híbrido homeplug/router. 

Si nada de esto consigue que tengas la conexión de Internet que quieres, puede que tengas que plantearte comprar un nuevo router o contratar más velocidad de la que tienes actualmente.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados