Consejos para limpiar el lavavajillas a fondo

Descubre los mejores consejos y recomendaciones para limpiar el lavavajillas y consigue mantenerlo totalmente pulcro gracias a los 7 trucos que te presentamos en nuestro artículo de hoy.

Consejos para limpiar el lavavajillas a fondo
7 consejos para que tu lavavajillas se mantenga impecable

El lavavajillas se ha convertido en uno de los electrodomésticos que más ayuda ofrece en nuestros hogares. Sobre todo cuando se trata de una familia grande o en casas en las que viven muchas personas.

Como es un aparato cada vez más utilizado, conviene mantenerlo limpio y cuidado para conseguir que siga funcionando correctamente y proporcione a su vez una limpieza de lo más higiénica.

Por lo tanto, resulta totalmente necesario limpiar el lavavajillas para poder conseguir un buen uso del mismo y alargar así su vida útil. Con este objetivo, hoy te presentamos 7 consejos para limpiar el lavavajillas que no tienen ningún desperdicio, si lo que deseas es contar con un aparato que limpie bien los platos a la par que mantiene su propia higiene para ofrecer el mejor funcionamiento.

7 consejos para limpiar el lavavajillas que debes poner en práctica


1.  Retira los restos de comida

Parece una cuestión lógica, pero es de vital importancia retirar todos los restos de comida que se hayan quedado pegados en la vajilla, antes de colocarlos en la máquina.

De este modo evitarás que los filtros del lavavajillas se atasquen. Recuerda que merece la pena por lo menos limpiar dichos filtros una vez cada tres meses para asegurar la higiene del aparato, ya que en los filtros siempre se puede acumular algún resto de comida, lo que puede provocar malos olores.

2. Pasa la vajilla por el grifo

Además de retirar la comida de la vajilla, también conviene dar un agua a los cacharros antes de meterlos en el lavavajillas.

Si quieres obtener una buena limpieza, no solo es importante pasar la vajilla por el grifo. También es bastante importante colocar bien la vajilla dentro de la máquina, optimizando los espacios y llenando el lavavajillas lo máximo posible para no malgastar agua y ahorrar energía.

Recuerda que para evitar que las vajillas se estropeen, deberás sacar los platos de la máquina una vez esta haya terminado, ya que de lo contrario los materiales pueden llegar a dañarse.

3. Abre el grifo de agua caliente

Uno de los trucos para que tu lavavajillas funcione desde el inicio a una alta temperatura, consiste en dejar correr un poco de agua caliente por el fregadero.

De este modo conseguirás favorecer la limpieza y optimizar el funcionamiento del lavavajillas durante cada uso.

4. Vinagre para sacar brillo

Este sencillo y ecológico truco es ideal para sacar brillo a al interior de tu lavavajillas. Vierte medio vaso de vinagre blanco en el interior del aparato junto al agujero inferior del agua y pon en marcha el lavavajillas a temperatura máxima durante un ciclo. Una vez haya acabado, podrás comprobar que tu lavavajillas está totalmente limpio y ha adquirido un toque mucho más brillante por dentro.

5. Elimina la humedad

Si has detectado moho dentro de tu lavavajillas, podrás solucionarlo de dos formas:

  • Ejecutando un ciclo de lavado solo con blanqueador sin mezclarlo con otros productos.
  • Dejando la puerta del lavavajillas un poco abierta tras la realización de cada ciclo de lavado. De este modo evitarás que se concentre la humedad y que se forme moho en el interior del lavavajillas.


6. Usa el lavavajillas con frecuencia

Realizando una utilización regular del lavavajillas, este se mantendrá en perfectas condiciones, ya que su uso contribuye a su propia limpieza.

Si resulta que no se ha utilizado el lavavajillas por un tiempo prolongado, como pueden ser unas vacaciones, conviene realizar un prelavado antes de darle uso a la máquina, para conseguir acabar con la suciedad que se haya podido concentrar dentro del aparato durante el tiempo que este haya estado en desuso.

7. Limpia los rincones

Cada temporada merece la pena hacer un lavado más a fondo del lavavajillas. Con ayuda de un paño húmedo, un cepillo de dientes, o cualquier otro utensilio, podrás acceder a aquellas zonas más difíciles para proporcionar una limpieza más general al lavavajillas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados