10 consejos para antes de firmar el finiquito

Nunca se debe firmar el finiquito sin comprobar, entre otras cosas, que todos los importes están incluidos, la fecha o tener una copia del documento.

10 consejos para antes de firmar el finiquito
Es distinto a la indemnización por la finalización del trabajo

Las relaciones laborales entre trabajador y empresa han sufrido una evolución parecida a la de los matrimonios. Hace unos cuarenta o cincuenta años solían ser casi para toda la vida. Luego, poco a poco, con los años y las crisis, la cosa fue relajándose y apenas duran ya un suspiro. Cuando la relación se rompe llega el momento de firmar el finiquito.

El finiquito es un documento que la empresa entrega al trabajador en el momento que este deja de realizar su trabajo. La finalización del trabajo puede ser por causa de despido, término de un contrato temporal o comenzar a disfrutar una excedencia.

Hay que tener claro que al firmar un finiquito no recibimos una indemnización. Son conceptos diferentes. En el finiquito se reflejan las cantidades que la empresa debe justo hasta el momento en que se dejan de prestar los servicios: sueldos, vacaciones pendientes, pagas extras no recibidas… Existen, por cierto, finiquitos negativos.

Si no queremos tener ningún problema posterior a la hora de firmar el finiquito, antes de dejar nuestra rúbrica impresa debemos leer detenidamente su contenido, comprobar que los importes a pagar son los correspondientes, que la fecha sea correcta… Una serie de puntos a tener en cuenta que a continuación indicamos.
 

Consejos importantes antes de firmar el finiquito

1.    Revisar que todas las cantidades debidas están incluidas en el documento.

2.    En el caso de que falten algunas cantidades o conceptos en el finiquito hay que solicitar a la empresa que los incluya. Si no lo hace podemos indicarlo nosotros en el finiquito, por ejemplo “falta paga extra”.

3.    Cuando no se entrega el dinero en metálico habrá que poner en el documento “pendiente de cobro” en el momento de firmar el finiquito y “pendiente de cobrar cheque” o “pendiente de recibir transferencia” si el pago se hace de esta manera. Hay que tener en cuenta que al firmar el finiquito reconocemos que hemos cobrado el dinero, por lo que mejor dejar claro que aún no se ha cobrado.

4.    Si no tememos claro si las cantidades son correctas pondremos “no conforme” o “pendiente de revisión” que, en caso de interponer demanda, facilita la actuación.

5.    Hay que poner la fecha de entrega del finiquito. Sirve para dejar constancia para el cumplimiento de determinados plazos o también para comprobar si la empresa cumplió con los preavisos establecidos.

6.    Solicitar una copia de todo lo que nos pidan firmar. Debe haber siempre dos copias iguales, una para el trabajador y otra para la empresa. La copia del trabajador tiene que tener el sello o firma del empresario.

7.    A la hora de firmar, la empresa nunca puede obligar ni amenazar para firmar el finiquito. Si no nos dejan poner alguna de las objeciones antes comentadas no deberemos extender nuestra signatura.

8.    Si en la empresa hay representante de los trabajadores se puede solicitar su presencia. En este caso quedará constancia de ello en el documento. Si la empresa no lo permite quedará reflejado mediante la frase “solicité presencia de un representante y me fue denegada”.

9.    Una vez que se ha leído bien y totalmente el documento, haber puesto las anotaciones pertinentes y tener la copia sellada del mismo se puede firmar al final.

10.    Por último, si hay presiones o amenazas por parte de la empresa, nunca está de más grabar la reunión de firma del finiquito. Es una forma de tener una prueba y no es necesario avisarles de que se está grabando.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados