Conejo guisado, la receta tradicional

Aprende a cocinar una receta tradicional de conejo guisado y sorprende a tus comensales con este delicioso y ligero guiso casero.

Conejo guisado, la receta tradicional
Una receta saludable y económica

El conejo guisado es una receta imprescindible y sencilla que no puede faltar en nuestro recetario de comida tradicional. Su textura suave y su delicioso sabor lo convierten en uno de los platos estrella de la cocina casera.

Además, el conejo es un carne blanca rica en proteínas y con un escaso aporte calórico, por lo que es perfecta para aquellos que buscan perder peso sin renunciar al buen comer.

Lo mejor de todo es que este guiso es muy fácil de elaborar y los ingredientes son bastante asequibles. Verás que en cuanto pruebes esta receta de conejo guisado, quedarás maravillado con su sabor y su sencilla preparación.

 

Cómo preparar conejo guisado paso a paso

Como ya sabes, el conejo es una carne con muy poca grasa y baja en calorías, pero también nos aporta una buena dosis de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Además, es una carne bastante económica, ya que actualmente el kilo sale aproximadamente por 5 euros.

Para la elaboración de este guiso necesitarás trocear la carne, pero puedes pedir en la carnicería que te la corten directamente para guisar. Para comprobar que se trata de una pieza tierna y en buenas condiciones, asegúrate de que las patas delanteras son flexibles y la carne tiene un color rosado.

A continuación te dejamos nuestra receta de conejo guisado paso a paso, verás que en menos de una hora tienes un guiso tan delicioso como el que hacía tu abuela.

 

Ingredientes para 6 personas

  • 1 conejo de aproximadamente 1,5 kg
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pizca de harina
  • 1 vasito de brandy
  • 1 rama de perejil
  • 1 pizca de tomillo fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal y pimienta

 

Preparación

1. Trocea el conejo y salpimenta al gusto. Recuerda que puedes pedir que te lo troceen para guisar en la propia carnicería.

2. Pasa los trozos de carne ligeramente por harina.

3. Echa un buen chorro de aceite en una cazuela y marca el conejo.

4. Cuando la carne esté bien doradita, retírala de la cazuela y reserva.

5. Echa en la misma la cazuela la cebolla y los ajos troceados, y el pimiento rojo cortado en juliana. Sofríe hasta que la cebolla esté bien pochadita.

6. Añade los trozos de conejo, la zanahoria cortada en rodajas, el brandy, el tomillo y el perejil picado.

7. Agrega agua hasta cubrir completamente el conejo y echa una pizca de sal.

8. Deja cocinar a fuego medio durante 45-50 minutos y listo.

Este conejo guisado puede acompañarse con unas patatas panaderas, un poco de arroz blanco o una buena ensalada fresca.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados