¿Merece la pena comprar un coche con 100.000 km?

En el mercado de los automóviles usados, son muchos los que tienen recelos en comprar un coche con 100.000 km, ya que creen que es una mala decisión.

¿Merece la pena comprar un coche con 100.000 km?
Muchos buscan coches con menos recorrido

Comprar un coche con 100.000 km es algo que muchos buscan evitar. Muchos compradores consideran que cuando un coche pasa ese umbral, empieza a recorrer el fin de su vida útil y a dar gastos excesivos.

Curiosamente, esta idea también trae como consecuencia que muchos piensen en vender el coche que tienen antes de esa marca. Eso nos deja con un mercado lleno de este tipo de coches (de todas las marcas y modelos) y muchas personas pensándoselo dos veces antes de comprar uno.

Esta situación nos hace preguntarnos a nosotros mismos ¿Valen la pena estos modelos? La respuesta, te la damos a continuación.

¿Conviene comprar un coche con 100.000 km?

Tal como sucede con cualquier otro coche, comprar uno con 100.000 km depende de muchos factores.

No es demasiado difícil encontrar historias de personas que se han quedado con su coche hasta pasados los 150.000 mil kilómetros sin más gastos que los rutinarios cambios de aceite o neumáticos. Esto nos lleva a concluir que no hay razón alguna para decirte desde ya que un coche con 100.000 km es algo que debes evitar.

Lo que sí debes hacer es considerar una serie de cosas antes de comprar para hacerlo bien.

La marca

Las marcas de mayor reputación se la han ganado por ofrecer coches duraderos y resistentes. Los fabricantes alemanes y los japoneses son los que más debes buscar.

Si eligiéramos nosotros, miraríamos especialmente los Toyota y los Audi.

El precio

Tanto para bien como para mal, el precio es una manera de saber qué tipo de coche tienes enfrente. Uno que tenga un valor demasiado por debajo del mercado seguramente esconde algo que no te conviene, así que mejor opta por aquellos que estén a un precio razonable.

El dueño

Un coche con 100.000 km vale la pena si ha tenido un dueño responsable y que lo ha cuidado. No importa tanto la cantidad de kilómetros, sino cómo se recorrieron.

Un libro detallado de revisiones y mantenimiento es la mejor prueba de que el coche ha sido bien tratado. Algo vital para que te dure otros 100.000 km sin problemas.

El modelo específico

Aun dentro de un mismo fabricante, hay ciertos modelos y tipos de coche que son más duraderos que otros.

Por ejemplo, los Honda Civic históricamente se consideran ligeramente más confiables que otros modelos de la gama; mientras tanto, la Clase R de Mercedes destaca como uno de los coches nuevos menos confiables, a pesar de pertenecer a un fabricante legendario por su calidad. Por su parte, los utilitarios deportivos suelen estar equipados con motores capaces de ofrecer más recorrido.

Conclusión

Si encuentras un coche con 100.000 km que venga de un dueño cuidadoso, una marca confiable y un modelo con buena reputación, definitivamente vale la pena comprarlo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados