Consejos para comprar una Thermomix de segunda mano

Al comprar una Thermomix de segunda mano debemos comprobar que están incluidos todos los accesorios y que estos están en buen estado.

Consejos para comprar una Thermomix de segunda mano
Es preferible optar por artículos que aún estén en garantía

Hace unos días hablábamos sobre si compensaba comprar una Thermomix o era mejor optar por marcas más económicas. En ese artículo, decíamos que solo es posible adquirirlas en las tiendas oficiales y eso complicaba las opciones para encontrar buenas ofertas. 

Buceando en internet, sorprendentemente, existe una nutrida variedad de robots de cocina que, también, pueden sacarte del apuro de cocinar y fregar cada día cacerolas. De ahí que, en este artículo, hemos elaborado una lista increíble con los mejores accesorios para tu thermomix de segunda mano.

Compra tu thermomix más barata con estas ofertas de segunda mano y aprende a sacarle el máximo jugo a esta herramienta destinada a convertirse en tu mejor aliada.
 

Accesorios de la Thermomix de segunda mano


En lo que no entramos fue en la posibilidad de comprar una Thermomix de segunda mano. En este caso debemos comprobar que están incluidos todos los accesorios y que estos están en buen estado. De lo contrario, habrá recetas que no podremos elaborar. El robot debe tener:
 
  • El vaso. Incluidas la base y la tapa con las juntas de silicona en perfecto estado. También hay que cerciorarse de que el cierre de seguridad funciones correctamente.
 
  • El juego de cuchillas. Aparte de que deben estar sin muescas, los modelos más actuales tienen cuchillas que sí se pueden mojar. Pero en los anteriores a la TM31 no, por lo que podrían estar oxidadas.
 
  • La mariposa. Se trata de un accesorio de plástico color gris para mezclar los alimentos. Si detectamos que ha perdido el color, tenemos que negociar el precio para comprar una nueva. También hay que preguntar si el encaje funciona y si tiene algún golpe.
 
  • El Varoma. Este recipiente permite cocinar al vapor. Hay que comprobar que encajan las tres piezas que lo componen: la bandeja interior, el varoma y la tapa. Es mejor de plástico que de aluminio. 
 
  • La espátula. En caso de que esté deteriorada por el uso, es fácil sustituirla por otra. Aparte de que no esté cortada, debemos comprobar que tiene una muesca para coger el cesto sin quemarnos.
 
  • El cesto. Debe estar limpio, sin ralladuras, con el color original y sin deformar. Si no, no entrará en el vaso.
 
  • El cubilete. Tiene una doble función: medir y tapar. Por tanto, no puede tener ninguna grieta.
 

Dónde comprar una Thermomix de segunda mano 


Tampoco te fíes si ves una Thermomix de segunda mano a un precio demasiado barato. Y mejor que aún le quede algo de garantía porque los repuestos no son especialmente baratos. Puedes ver diferentes precios y modelos en las siguientes páginas:
  También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados