Comprar coches por leasing: requisitos y ventajas

Para comprar coches por leasing es necesario pasar por un periodo de arrendamiento, al final del cual tendremos opción de compra. Así funciona este servicio financiero.

Comprar coches por leasing: requisitos y ventajas
El alquiler previo debe durar como mínimo dos años

El leasing es un contrato de arrendamiento de equipos mobiliarios e inmobiliarios que las entidades financieras ponen a disposición de sus clientes. Está dirigido fundamentalmente a empresas y autónomos, y se caracteriza porque tiene opción de compra si así lo desea el arrendatario.

Este tipo de servicio financiero es, por tanto, un contrato mixto que aúna condiciones referidas al alquiler y al préstamo de bienes muebles e inmuebles. Se utiliza habitualmente para vehículos, maquinaria industrial y equipos de oficina.

Comprar coches por leasing es un procedimiento que requiere un periodo de tiempo determinado, que corresponde al tiempo de arrendamiento estipulado en el contrato. Su diferencia respecto al renting es que desde la firma del contrato están fijadas las cláusulas para un probable desplazamiento de la propiedad, es decir, la futura adquisición del vehículo.

 

COMPRAR COCHES POR LEASING


 

REQUISITOS

Al ser un servicio ofrecido por las entidades financieras, el leasing requiere la firma de un contrato cuyas condiciones deben ser aceptadas por el cliente. Estas condiciones están relacionadas con la forma de financiación del vehículo elegido y el tipo de servicio que se ofrece.

En ese sentido podemos encontrar dos tipos de leasing: abierto y cerrado.

El leasing abierto establece la compra final del coche después del periodo de arrendamiento. Es un modelo que usan fundamentalmente las personas que utilizan el vehículo a menudo.

El leasing cerrado desecha esta posibilidad y el cliente únicamente está en la obligación de devolver el coche una vez finalice el arrendamiento. Por supuesto, si el coche presenta algún problema técnico también deberá cubrir los costes de reparación.

La forma de financiación del vehículo es un requisito que depende directamente de la entidad. El importe de las cuotas depende de varios factores como el poder adquisitivo del cliente, el tipo de interés, la clase de vehículo...

 

VENTAJAS

  • Las cuotas mensuales son más bajas que en el caso de una compra habitual.

  • Los gastos de mantenimiento del coche están incluidos hasta un plazo determinado, que es cuando el valor residual del coche ya es bajo.

  • Tienes acceso a una gama de vehículos más alta por menos dinero.

  • Grandes beneficios fiscales al considerarse un gasto que se resta a los ingresos.

 

DESVENTAJAS

  • Pueden existir ciertas restricciones en el kilometraje del coche. Este dato debería estar fijado en el contrato de arrendamiento.

  • El seguro suele ser más caro en el caso de los vehículos alquilados.

  • Hay costes de penalización por cancelar el contrato antes de tiempo.

La mayoría de firmas automovilísticas y financieras ofrecen servicios de compras de coches por leasing para empresas, autónomos y particulares. No tienes más que preguntar en alguna de sus oficinas para conocer en profundidad cuáles son tus posibilidades.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados