Alternativas y consejos para comprar coches baratos en España

Un alternativa a los concesionarios para comprar coches baratos en España es acudir a las subastas de vehículos incautados o embargados.

Alternativas y consejos para comprar coches baratos en España
Regatea y no muestres todas tus cartas

Las ventas de vehículos empiezan a repuntar. Sólo el mes pasado, en nuestro país se vendieron 111.916 turismos y todoterrenos nuevos, lo que supone un crecimiento del 23,8% con respecto al mismo mes de 2014. Pero eso no quiere decir que hayamos empezado a comprar a lo loco. No, a la hora de renovar nuestro parque móvil, seguimos buscando coches baratos.

Hoy en día ya no tenemos que conformarnos con ir al concesionario del pueblo y tragar con los precios que haya. Disponemos de un montón de opciones, gracias a las cuales podemos ahorrarnos bastante dinero. Según la que elijamos, debemos saber jugar bien nuestras cartas.
 

Coches baratos de segunda mano


Cuando queremos comprar coches baratos pero de segunda mano, tenemos varias opciones:

1. Acudir a un concesionario.
2. Visitar un compraventa.
3. Buscar en Internet.
4. Responder al anuncio de un particular.
5. Comprar el coche fuera de España.

Vamos a centrarnos en este último caso, que es muy frecuente. Es cierto que en países como Alemania podemos conseguir coches baratos, pero tenemos que tener en cuenta los gastos asociados, como el impuesto de matriculación.

Si necesitamos hacernos una idea de cómo está el mercado, podemos mirar el modelo que nos interesa en los portales de Internet más populares:   

Coches baratos nuevos


A la hora de comprar vehículos nuevos sí que solemos acudir a un concesionario. Si queremos conseguir una buena rebaja, podemos utilizar alguno de estos trucos:
 
  • Buscar toda la información sobre el coche que nos interesa. Así sabremos los precios que manejan y nos será más fácil regatear con el vendedor.
 
  • Tener bien presente que el precio que aparece en el cartel está inflado. Siempre, siempre, podemos negociar.
 
  • Empezar pidiendo el precio que nos pueden dar si pagamos al contado. Así sabremos más o menos cuánto están dispuestos a rebajar. 
 
  • Pedir también que se hagan cargo de gastos tales como el impuesto de matriculación.
 
  • Elegir un coche, pero no comprarlo en ese momento. De vez en cuando, las marcas hacen promociones, así que podemos decir que nos avisen cuando se produzcan. 
 
  • Mientras tanto, podemos mirar el mismo modelo en otros concesionarios de otras provincias. Verás cómo los precios varían muchísimo.
 
  • Espera a final de año. Seguro que conseguimos un descuento adicional si necesitan cumplir objetivos.
 
  • Dejar para el final información como que vamos a acogernos al plan PIVE o que vamos a pedir financiación. Si lo decimos al principio, el precio que nos van a dar será más alto.
 
  • Pedir el presupuesto por escrito. 
 

Coches baratos en España 


Otra forma menos habitual para comprar coches baratos en España es acudir a las subastas de vehículos. Pueden ser:

1. Coches oficiales. La ventaja es que muchos están prácticamente nuevos.

2. Coches incautados por la Policía.

3. Coches embargados por los bancos. Las subastas son convocadas por la Agencia Tributaria. En la web oficial tenemos toda la información.

4. Coches embargados por la Seguridad Social. Como en el caso anterior, podemos ver la información en la web oficial.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados