Compensación por cese de actividad para autónomos, ¿qué es?

Si eres autónomo y te has quedado sin trabajo, existe una compensación por cese de actividad que puede ayudarte. Te contamos en qué consiste.

Compensación por cese de actividad para autónomos, ¿qué es?
Protección para los autónomos que se quedan sin ingresos

Trabajar como autónomo tiene una serie de ventajas e inconvenientes que debemos valorar antes de convertirnos en uno. Si bien es cierto que proporciona una libertad laboral incomparable, también lo es que se atraviesan momentos difíciles de incertidumbre.

Esas malas rachas en las que los ingresos son mínimos parecen imposibles de remontar. Sin embargo, la Ley General de la Seguridad Social mitiga estas complicadas situaciones para los autónomos gracias a una compensación por cese de actividad.

Aunque no termina de consolidarse por diversas razones, esta prestación ha tenido cambios importantes que la hacen más asequible. Estas son las características y los requisitos necesarios para acceder a ella.

COMPENSACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD PARA AUTÓNOMOS


CARACTERÍSTICAS

Está diseñada para varios tipos de trabajadores autónomos:

  • Profesionales independientes.
  • Autónomos económicamente dependientes (TAED).
  • Socios trabajadores de cooperativas que estén dados de alta como autónomos.
  • Aquellos que lleven a cabo su actividad dentro de una sociedad.

En la actualidad, la compensación por cese de actividad es una cobertura voluntaria. Es el propio autónomo el que decide si quiere optar a ella.

Para solicitarla, el trabajador debe acudir a la mutua con la que tenga contratada dicha cobertura. Cada mutua tiene sus propios formularios específicos de solicitud.

En 2017, el tipo de cotización para esta prestación es del 2,20%. Dicho porcentaje se aplica sobre la base de cotización elegida por el trabajador (RETA).

REQUISITOS

  • Estar afiliado a la Seguridad Social y en situación de alta. Hallarse al corriente en el pago de las cuotas.
  • Tener cubiertas las contingencias profesionales y la de cese de actividad.
  • Haber cotizado un mínimo de 12 meses continuados inmediatamente antes del cese.
  • Si el trabajador autónomo tiene uno o más empleados a su cargo, antes de cobrar la prestación deberá hacer cumplir las garantías y las obligaciones fijadas en la legislación laboral.
  • No haber cumplido la edad ordinaria para acceder a la pensión de jubilación, salvo que no se haya cotizado lo suficiente para pedirla.
  • Solicitar la baja en su régimen de la Seguridad Social debido al cese de actividad.
  • Acreditar disponibilidad absoluta para reincorporarse al mercado de trabajo.


CUANTÍA Y DURACIÓN

La compensación por cese de actividad tiene una cuantía del 70% de la base reguladora por la que el trabajador haya cotizado los 12 meses anteriores al cese.

Según el tiempo que se haya cotizado y la edad del trabajador, la prestación tendrá una duración máxima de un año.

Te dejamos con este artículo en el que explicamos otras ayudas para autónomos. ¡Aprovéchalas!

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados