¿Compensa la cotización por cese de actividad para autónomos?

Te contamos un poco más sobre la cotización por cese de actividad para autónomos: en qué consiste y si vale la pena.

¿Compensa la cotización por cese de actividad para autónomos?
Se le conoce como el “paro de los autónomos”

La cotización por cese de actividad para autónomos, también conocida como el “paro de autónomos” es una prestación que se otorga al autónomo cuando, por diferentes razones, el mismo no está en condiciones de continuar ejerciendo la actividad laboral.

Funciona en una manera similar a la cotización de cualquier otro trabajador: se paga una cuota mensualmente, y a cambio se tiene una protección disponible en tiempos difíciles.

A pesar de que el funcionamiento es similar a la cotización de cualquier otro trabajador, hay una gran diferencia con respecto a la misma: solo una cuarta parte de los autónomos la paga. ¿Por qué? eso – y más – lo analizaremos en las próximas líneas.

5 respuestas sobre la cotización por cese de actividad para autónomos


¿Quién puede cotizar?

  • Los trabajadores autónomos comprendidos el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA).
  • Los trabajadores autónomos que formen parte del Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA).
  • Los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE).
  • Los trabajadores que estén incluido en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.


¿Cuáles son los requisitos?

Pueden acceder a la cotización por cese de actividad para autónomos las personas que, incluidas en alguno de los grupos anteriormente citados, cumplan también los siguientes requisitos:

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • Estar al día con el pago de las cuotas.
  • Contar por una cotización de – al menos – un año continuo e inmediatamente anterior al cese.
  • Que dicho cese de actividades se deba a razones económicas, técnicas, productivas u organizativas. También se consideran válida causas de fuerza mayor, la pérdida de licencia administrativa, haber sufrido violencia de género o una separación matrimonial justificada.
  • Aceptar el compromiso de llevar a cabo actividades convocadas por el Servicio Público de Empleo.
  • No haber alcanzado la edad de jubilación.


¿Cuánto se cobra?

La cantidad de la prestación corresponde al 70 % de la base reguladora, calculada en base a los 12 meses anteriores.

En lo que se refiere a los mínimos, la cuantía varía entre el 80 y el 107 %, dependiendo de si el autónomo tiene o no hijos a su cargo. Por su parte, el máximo varía entre 175 y 225 %, también dependiendo de si el autónomo tiene o no hijos a su cargo.

¿Es obligatoria o voluntaria?

Actualmente, la cotización por cese de actividad para autónomos es una prestación voluntaria, pudiendo el trabajador elegir entre cobertura obligatoria o todas las coberturas.

La respuesta más importante: ¿vale la pena?

Mucha gente (3 cuartas partes de los autónomos) prefiere ahorrarse la cotización por cese de actividad para autónomos, ya que la misma puede llegar a ser demasiado alta para los beneficios que otorga. Sin embargo, se prevé que mejoren notablemente las condiciones para los autónomos, lo que puede traer como consecuencia que más personas empiecen a cotizar.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados