10 razones por las que compensa comprar ropa barata

Hoy en día preferimos comprar ropa barata para el día a día y dejar las prendas más costosas para ocasiones muy especiales. La calidad, a veces, no es peor que la de las marcas.

10 razones por las que compensa comprar ropa barata
La ropa barata no tiene por qué ser la que encontramos en tiendas 'low cost'

En los últimos años nuestros hábitos de consumo han variado bastante. Desde la compra en el súper hasta la ropa que nos ponemos. Antes priorizábamos calidad frente a cantidad. Ahora ya no. Preferimos comprar ropa barata para el día a día y dejar las prendas más costosas para ocasiones muy especiales. 
 

Ropa barata no es sinónimo de mala calidad


Puede que haya quien piense que la ropa barata es sinónimo de mala calidad y que por tanto, se estropea antes. A veces es verdad, pero otras la relación calidad-precio es similar a la de algunas marcas. Además, los presupuestos familiares están tan ajustados que hay que reducir los gastos al máximo. Y si no, ¿por qué pagamos el seguro del coche en dos y tres plazos aún sabiendo que haciéndolo de una sola vez nos ahorraríamos dinero?

Pues lo mismo ocurre con la ropa barata. Si sabemos lo que estamos comprando, compensa por varias razones:

1. Podemos comprar más prendas por menos dinero. 

2. Es mucho más fácil vestir a la última.

3. Si nos surge un compromiso y no tenemos nada que ponernos, podemos encontrar alguna prenda que nos saque del apuro sin descuadrar nuestro presupuesto.

4. Cuando se pase de moda, no nos dará pena deshacernos de ella. Así tendremos más sitio en nuestro armario.

5. En el caso de los bebés, llega un momento en que prendas como bodys o pijamas tienen manchas imposibles de quitar. Cuanto menos dinero cuesten, más fácil será renovarlas.

6. Lo mismo ocurre con los niños pequeños. ¿De verdad crees que es lógico comprarles ropa de marca que les va a quedar pequeña antes de que cambie la temporada?

7. Ropa de marca ya no es sinónimo de calidad. Es triste, pero es así. Antes si comprabas una prenda de marca te duraba años, ahora ya no. Si no, coge a tu abuela y vete con ella de compras. Dile que toque la tela y compruebe el remate de las prendas. 

8. ¿Que la ropa barata dura menos? Sí, pero eso ya lo sabemos de antemano. Nadie nos engaña, cosa que no se puede decir de algunas marcas bastante caras.

9. La ropa barata no tiene por qué ser la que encontramos en tiendas low cost. En Internet y en los factory  podemos conseguir ropa buena a un precio muy reducido.

10. Podemos esperar a los últimos días de las rebajas y hacernos con esas prendas carísimas que en temporada no podemos permitirnos. Como el público al que van dirigidas esas marcas no suele comprar saldos, es el momento de encontrar auténticas gangas.
 

Tiendas de ropa barata: Las claves del éxito


En la otra cara de la moneda tenemos a las tiendas low cost. Si alguna vez te has planteado cómo es posible que a las tiendas como Primark les salgan las cuentas vendiendo ropa barata, aquí tienes la explicación:
  • Utilizan diseños sencillos.
  • Emplean materiales baratos. 
  • No repiten pedidos. 
  • Están orientadas a todo tipo de públicos.
  • La inversión en publicidad es prácticamente nula.

Conclusión: Comprar y vender ropa barata sí compensa.

También te puede interesar:

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados