Cómo vender el coche de una persona fallecida

A la hora de vender el coche de una persona que ha fallecido hay que gestionar una serie de documentación que justifique que somos propietarios.

Cómo vender el coche de una persona fallecida
Hay que aceptar la herencia del difunto


La mala situación económica en la que parece que nos hemos estancado de manera perpetua hace que cualquier bien inesperado que caiga en nuestras manos pueda ser vendido en cualquier momento.

Más de uno ha sufrido el óbito de un familiar cercano y junto al mal trago ha recibido algún bien propiedad del difunto. Dentro de lo malo, parece que no es de lo peorcito. En el caso de recibir un automóvil, hay que tener en cuenta que debemos aceptar la herencia del fenecido antes de tratar de vender el coche.

El buen resultado que está teniendo la venta de coches de segunda mano debido a la crisis ha incrementado el número de particulares que buscan sacarle algún dinero a su coche.

El problema es que más de uno intenta sacarle rendimiento al bien que recibió de un difunto sin haber realizado el papeleo correspondiente que conlleva esta situación.

Después de haberla aceptado, tenemos que saber qué documentación necesitamos para presentar por ejemplo en la Jefatura de Tráfico para llevar a cabo del cambio de titular. 

 

Requisitos para vender el coche de un difunto


# El requisito más importante es aceptar la herencia.

Para ello deberemos tramitar el Certificado de Defunción del dueño del coche; el Certificado de Últimas Voluntades, el cual sólo puede solicitarse tras 15 días hábiles desde el óbito; liquidación del Impuesto de Sucesiones en el que parecen recogidos los bienes presentados ante Hacienda.

Tiene estar la Carta de Pago o bien la Declaración de Exención o prescripción del impuesto. Hay que guardar el justificante del pago del impuesto o el de exención; Documentos de Aceptación, Partición y Adjudicación de la Herencia, que son las disposiciones de reparto que establecen los herederos. 
 


# Cambiar la titularidad del coche en la Jefatura de Tráfico y Hacienda

Reunida la documentación habrá que presentarse primero en Hacienda y luego en la Jefatura de Tráfico.

Documentación para la Jefatura de Tráfico

Original y copia del permiso de circulación y la ficha técnica; ITV en vigor; DNI del heredero; copia del Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica en vigor; impreso del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales; pagar la tasa del cambio de titularidad; Solicitud de Transmisión de Vehículo en la que conste que ésta se ha producido por herencia.

Documentación para Hacienda

En Hacienda tendremos que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, modelo 620.

Acto seguido se presenta toda la documentación en la Jefatura Provincial de Tráfico y se abona la tasa de Transmisión de Vehículos. Para que la transferencia se produzca hace falta adjunta el certificado de últimas voluntades además del testamento del fallecido y el justificante del pago o exención del Impuesto de Sucesiones.
 

# Plazo para solicitar expedición de nuevo permiso de circulación

El heredero que resulte adjudicatario del automóvil tiene de plazo 90 días (a contar desde la fecha del documento que lo acredita como tal) para solicitar que sea expedido a su nombre el nuevo permiso de circulación.

De esta manera se produciría el cambio de titularidad del coche en el Registro de la Dirección General de Tráfico en la Jefatura de la provincia de la persona fallecida.

Una vez que Tráfico emite el nuevo permiso de circulación en el que el heredero aparece como titular, ya se puede vender el coche.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados