¿Cómo transformar la comida basura en alimentación realmente sana?

¿No puedes evitar probar la comida basura? Tranquilo, te contamos cómo disfrutar de tus platos favoritos pero de un modo mucho más sano. ¡Aprende a cocinar comida rápida desde casa!

¿Cómo transformar la comida basura en alimentación realmente sana?
Dale un giro sano a tu alimentación

Las hamburguesas, los perritos calientes o los kebabs están marcados por el estigma de la comida basura. Sin embargo, se puede comer todo tipo de comida rápida prestando algo de atención a sus ingredientes y, sobre todo, preparándola de forma casera en nuestras cocinas.

Con un poco de esfuerzo, y siguiendo una serie de consejos, transformar la comida basura en alimentos caseros, sabrosos y sanos, no es solo posible, sino muy aconsejable. Vamos a explicarte cómo conseguirlo de una forma muy sencilla.


Cocinar en casa es muy saludable



La lección más importante que debemos aprender es que cocinar en casa es muchísimo más sano que ir a un restaurante o bar de comida rápida.

Al comprar ingredientes frescos y naturales, nos evitamos el tomar alimentos precocinados, llenos de aditivos y con grasas extra, lo cual es un plus para nuestra salud.

Como primer consejo, vamos a evitar tomar los siguientes alimentos:
  • Fritos y empanados, esas patatas fritas que tanto nos gustan o esos nuggets de pollo, están empapados en grasas nocivas para el organismo.
  • Los refrescos, en especial las bebidas con burbujas, incluidos los dietéticos. Se componen de jarabes muy procesados que lo único que aportan es grasa para tu pecho y abdomen. Pásate a los zumos o al té helado natural.
  • Los dulces procesados o bollería industrial como los panes rellenos de crema o los croissants del supermercado son también comida basura, fuente de grasas trans nocivas.


Cómo tomar las carnes y las pizzas caseras

Podemos crear nuestros propios sándwiches y hamburguesas caseras si cumplimos una serie de condiciones:
  • Cocinar la carne a la plancha para evitar los excesos de grasas y aceites.
  • Pasarte al pollo o al pavo e incluso al pescado es una idea sabrosa y menos calórica.
  • Empieza a usar pan integral poco a poco hasta introducirlo en tu dieta, no notarás la diferencia.
  • Aprende a complementar usando frutas y vegetales, darán mucho sabor y serán súper sanos.

Para la pasta puedes seguir los mismos consejos. Puedes cocinar unos estupendos panninis con una barrita de pan integral o una pizza con ingredientes menos grasos.

Evita el bacon y las salchichas y sustitúyelo por jamón cocido, pavo, gambitas, o atún. Los macarrones y espaguetis con atún o gambas están riquísimos.

Has visto que la comida basura se puede transformar y llegar a ser muy saludable y fácil de hacer en casa, así que ya no tienes excusa para disfrutar de tus ingredientes favoritos y a la vez ¡ganar en salud!
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados