Cómo tasar una moto usada

¿Quieres vender tu moto pero no sabes a qué precio? Si sigues estos consejos para tasar una moto usada no perderás dinero ni posibles compradores.

Cómo tasar una moto usada
Hay varios aspectos que provocan la devaluación del vehículo

Para los amantes de la carretera, el valor de sus vehículos es incalculable. Ese coche se ha curtido en miles de kilómetros de asfalto, esa motocicleta le ha llevado a lugares extraordinarios. ¿Cuál es el precio de la nostalgia?

Sentimentalismos aparte, lo que cuesta un vehículo en un momento determinado depende en gran medida de su amortización. Como todos los bienes materiales, los coches y las motos se devalúan con el paso del tiempo y según el uso que hagamos de ellos.

Si quieres saber cómo tasar una moto usada para venderla sigue estos consejos. Te avisamos de que el precio de la nostalgia queda fuera de la ecuación.

CÓMO TASAR UNA MOTO USADA

Existen múltiples factores que influyen directamente en la tasación de una moto:

1. CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Elementos como la depreciación de la moto en el tiempo, el kilometraje, el año de matriculación, el modelo y las posibles reparaciones determinan el valor del vehículo. Según sus características se puede hacer un cálculo aproximado de su coste actual en el mercado.

2. DOCUMENTACIÓN EN REGLA

Si la moto que quieres vender aún no ha pasado la ITV, su valor baja considerablemente. Ten en cuenta que muchos compradores no se van a fiar, quieren garantías de que el vehículo funciona perfectamente al haber pasado la inspección obligatoria. Además, el procedimiento cuesta un dinero que tendrían que poner ellos de su propio bolsillo.

3. ASPECTO VISUAL

  • El color: Las motos de colores llamativos suelen tener un precio de mercado más bajo que las de colores neutros.
  • Desperfectos en la carrocería: Los arañazos y las abolladuras disminuyen mucho el valor de una moto de segunda mano.
  • Ruedas: Unas ruedas en las que apenas se ve el dibujo debido al desgaste no ayudarían demasiado para inflar los precios.


4. EL PASO DEL TIEMPO

Por el mero hecho de matricularse, una moto -cualquier vehículo en realidad- pierde el 18% de su valor. Los 3 ó 4 primeros años la depreciación es aproximadamente del 10% anual, y pasado ese tiempo se estabiliza en el 5%.

Estos datos son orientativos y, como ya hemos dicho, en el precio de mercado también influyen el resto de factores.

Para ayudarte a redondear el precio definitivo, puedes recurrir a dos soluciones muy prácticas: acudir a un concesionario de coches donde, previo pago, te harán un cálculo aproximado, o consultar en diferentes páginas web de compraventa los precios que ponen otros vendedores.

Con esta información sobre cómo tasar una moto usada no perderás dinero ni posibles compradores en la venta.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados