Cómo se ve afectada la jubilación por enfermedad

¿Sabes lo que ocurre con tu pensión si sufres algún problema de salud que te impida continuar con tu vida laboral? Entérate de cómo se puede ver afectada tu jubilación por enfermedad y sal de dudas.
 

Cómo se ve afectada la jubilación por enfermedad
Descubre lo que pasa con tu pensión al sufrir una baja laboral

Cuando un trabajador se encuentra de baja médica temporal o está cobrando una pensión por baja laboral permanente, existen ciertos hechos que pueden afectar a dicha jubilación por enfermedad, ya sea de carácter temporal o constante.

Dependiendo de la situación de la baja del empleado, así como de la duración y grado de la enfermedad que sufre el trabajador, su pensión se verá afectada de una u otra forma. De este modo, la afección de la jubilación por enfermedad de una persona puede ser por una causa de carácter temporal o continua, como ocurre en el caso de las incapacidades permanentes.

Si quieres saber cómo se puede ver afectada la jubilación por enfermedad de un trabajador, a continuación te presentamos algunos de los posibles casos que se pueden dar durante la vida laboral de un empleado.
 

Jubilación por enfermedad: ¿Cómo puede ser perjudicada?


 

Situación de Incapacidad Laboral Temporal (ILT)

  • Si la situación de baja laboral se da mientras el trabajador pertenece al personal de la empresa, será esta quien se encargue de abonar las cotizaciones a la Seguridad Social.

  • En caso de ser despedido porque el contrato finaliza dentro del periodo en el que el trabajador se encuentra de baja, la empresa deja de cotizar para la jubilación de dicho trabajador y esta función pasa a realizarla el SEPE (antiguo INEM), solo en el caso de que el trabajador tuviese derecho a la prestación por desempleo.

  • En el caso de que el empleado se encuentre de baja en el momento en el que empiece su jubilación, dicho empleado pasará a ser pensionista y a cobrar las cantidades correspondientes a su jubilación.

 

Situación de Incapacidad Laboral Permanente (ILP)

  • En el momento en el que llega la jubilación, la pensión que se recibe por incapacidad pasa a llamarse pensión de jubilación, sin tener que cambiarse las condiciones de cuantía o de retención en el IRPF.

  • En otros casos, puede que una Incapacidad Laboral Permanente no permita realizar una serie de trabajos y que pos ella se esté cobrando una pensión de incapacidad permanente, lo que no quita para poder realizar otra tarea laboral para la que sí se esté capacitado y se cobre por ella. Cuando se dan estos dos hechos a la vez pueden ocurrir las siguientes cosas:

    Si las dos profesiones están incluidas dentro del mismo régimen de la Seguridad Social, será necesario elegir la pensión derivada de entre una de las dos. Lo que suele ocurrir en estos casos es optar por la pensión de cotización, ya que resulta más ventajosa económicamente. La cantidad que se cobra se calcula contando todas las cotizaciones del beneficiario, incluidas las de la pensión por incapacidad laboral permanente.

  • Si los dos regímenes de cotización de la Seguridad Social son diferentes, es posible cobrar ambas pensiones siempre que cuando se calcule la pensión de incapacidad permanente no se tengan en cuenta las cotizaciones de los dos regímenes. De no hacerlo así, el jubilado se verá obligado a tener que elegir una de las pensiones y renunciar a la otra.


 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados