¿Cómo se hace un contrato de compraventa?

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos estado o estaremos involucrados en un proceso de compraventa, por eso nunca está de más tener las armas suficientes para saber hacer un contrato o para reconocer fallas en alguno.
 

¿Cómo se hace un contrato de compraventa?
Uno de los contratos que más comúnmente se utilizan

Adquirir un bien y poner uno propio en venta son dos cosas que hemos hecho y seguiremos haciendo a lo largo de nuestras vidas.

Aunque algunas veces este proceso se hace sin seguir los caminos formales lo cierto es que siempre conviene actuar dentro de los mismos, especialmente cuando se trata de una transacción donde los valores son altos y el bien que se compra o vende es de mucha importancia.

Por eso hoy queremos mostrarte cuales son los puntos que no deben faltar en un contrato de compraventa.

Esto te servirá tanto para hacer uno como para saber identificar que puede haber de errado en uno que te toque leer y firmar.


Partes de un contrato de compraventa


La identificación de las partes

Tanto en un contrato de compraventa como en cualquier otro que puedas encontrar, lo primero que debes ver es siempre la identificación de las partes involucradas en el convenio, con todos los datos necesarios para su identificación.

En este punto es común que se establezca bajo que nombres se conocerá a cada una de las partes. En este caso se hablará siempre de un vendedor y de un comprador.



Exposición de voluntades

Lo siguiente que no debe faltar en un contrato de compraventa es la disposición de ambas partes a intercambiar un bien específico por una suma de dinero.

Esto suele sobreentenderse, pero en un contrato no deben haber suposiciones, sino hechos establecidos.


La descripción del bien

Una vez que las partes se hayan identificado pertinentemente y que la voluntad de ambos de participar del contrato de compraventa quede por escrito, es momento de describir el bien que protagoniza el proceso.

En este punto no suele haber demasiadas reglas, pero siempre es recomendable que la descripción sea lo más completa posible.


Las estipulaciones

Cuando ya se hayan tratado convenientemente los aparatados anteriores, es momento de delimitar las estipulaciones del contrato de compraventa: las disposiciones y condiciones sobre las cuales se sustenta el mismo.

No hay necesariamente un número fijo de condiciones, ya que cada proceso de compraventa puede presentar particularidades, pero las siguientes no deben faltar:
  • Primera: el valor en el que se venderá-comprará el producto.
 
  • Segunda: la aclaración por parte del vendedor que sobre el bien no existe problema impositivo, deuda o irregularidad que pueda afectar al comprador una vez que la transacción se haya completado.
 
  • Tercera: el expreso conocimiento del comprador de las condiciones actuales del bien, así como quién será el responsable por defectos o averías que el mismo pueda llegar a presentar.
 
  • Cuarta: las condiciones sobre las cuales se resolverá cualquier litigio que pueda llegar a presentarse.



Las firmas

Como todo contrato, se finaliza con las firmas de las partes involucradas para dar fe de que se acepta lo suscrito en el documento.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados