¿Cómo se hace el bacalao confitado?

Hacer bacalao confitado es muy fácil y barato. Se trata de sumergir el pescado en aceite de oliva y cocinarlo a temperatura muy baja para que se haga muy lentamente.

¿Cómo se hace el bacalao confitado?
Es un plato sano, nutritivo, proteico y con pocas calorías



¿Has probado alguna vez el bacalao confitado? Si lo has hecho, seguro que te ha encantado. ¡Queda tan jugoso y suave! Pues bien, hoy os enseñaremos como confitar el bacalao en casa.

Es muy fácil, ya que solo se trata de sumergir el pescado en aceite de oliva y cocinarlo a temperatura muy baja para que se haga muy lentamente. Después ya podemos acompañarlo de la guarnición que más nos guste.


 

Bacalao confitado: ingredientes



Lo mejor de esta receta es que apenas lleva tres ingredientes, por lo que el sabor del bacalao se intensifica aún más si cabe. Como decíamos, para 4 personas necesitaremos:
 
  • 4 lomos de bacalao
  • 2 cabezas de ajo
  • Aceite de oliva
  


Bacalao confitado: elaboración 



A la hora de elaborar esta receta seguimos los pasos de siempre para desalar el bacalao: dejarlo en remojo durante al menos 24 horas y cambiar el agua varias veces.


1. En una sartén con abundante aceite ponemos a freír los ajos enteros (previamente los pelamos y les hacemos un pequeño corte). Sacamos los ajos y reservamos.

2. Ese mismo aceite lo vamos a utilizar para sumergir el pescado. En este caso el paso más importante es tener el aceite a la temperatura idónea. Entre 60 y 65 grados es lo ideal.

Para controlar el calor lo mejor es contar con un termómetro de cocina. Quizás sea hora de ir haciéndonos con uno, ya que ahorraremos bastante tiempo y trataremos mejor el producto. En esta receta en concreto, si no disponemos de un termómetro tendremos que hervir el aceite y esperar unos 10 minutos hasta que temple.

3. Cuando el aceite esté en la temperatura indicada, sumergimos el bacalao con la piel hacia abajo durante una media hora (a los 15 minutos le damos la vuelta).

4. Según se va confitando, veremos cómo se va creando una capa blanquecina que debemos ir quitando. Pero no la tiramos, sino que la reservamos para elaborar la salsa del final con la que remataremos el plato.

5. Una vez confitado el bacalao, sacamos el aceite de la sartén y dejamos una gota, la justa como para que el pescado suelte toda la gelatina. Podemos espesar la salsa con más gelatina de la que habíamos reservado. 


Servimos y acompañamos con unos pimientos del piquillo, una ensalada, brócoli hervido o unos chips de patata o verduras. Ya tenemos un plato sano, nutritivo, proteico y con pocas calorías. 
 
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Dificulta: Fácil
  • Precio: 2,50 a 3 euros por persona aproximadamente

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados