¿Cómo se combate el embarazo psicológico?

Un embarazo psicológico presenta síntomas psicosomáticos para los que no existe un tratamiento específico, pero sí recomendaciones a tener en cuenta. 

¿Cómo se combate el embarazo psicológico?
También conocido como embarazo utópico, imaginario o pseudociesis

Un embarazo psicológico, también conocido como embarazo utópico, imaginario o pseudociesis, es aquel que padecen algunas mujeres cuando creen que están embarazadas pero en realidad no lo están, aunque sufren los mismos síntomas del embarazo: interrupción del ciclo menstrual, náuseas, mareos, subida de peso, antojos, trastornos de sueño… Aunque solo en un número muy reducido de casos llega a desembocar en un falso parto.
 
Este tipo de embarazos se registran tanto en personas como en animales, y ya se daban en el 300 a.C., según Embarazopsicologico.com, que añade además que pueden presentarse casos también en hombres cuya mujer está verdaderamente embarazada y tienden a protegerla en exceso y a participar al máximo en esa etapa.


Embarazo psicológico: en qué consiste



Suele estar estrechamente relacionado con la obsesión que pueden sufrir algunas mujeres respecto a quedarse embarazadas: ya sea porque quieren ser madres y no lo consiguen, o por justo lo contrario, por estar obsesionadas con no quedarse embarazadas.

En ambos casos es la mente la que influye en el cuerpo, provocando los denominados síntomas psicosomáticos, tal y como explican en Mibebeyyo.com.
 
Al tratarse de un trastorno psicológico, no hay un tratamiento específico preestablecido para poner fin a un embarazo psicológico.

Si bien se recomienda seguir una serie de pasos que lleven a la mujer a recuperar un estado emocional estable, para que pueda entender y asimilar que no está embarazada.
 


Cómo combatir los síntomas de un embarazo psicológico


 
Comprobando que no existe embarazo real

Realizar una ecografía que descarte el embarazo es la mejor opción por ser la más segura, al no intervenir las hormonas en esta prueba (ya que como pueden estar alteradas, pueden incluso provocar un falso positivo en algún test de embarazo).
 


Reduciendo el estrés y la ansiedad

La desesperación de la mujer al entrar en un estado de ansiedad y de estrés es lo que lleva a su mente a confundir la realidad y a influir y manifestarse en el entorno físico.

Por tanto, el primer objetivo debe ser volver a la calma y conseguir eliminar ese estado de sugestión sin límite que la domina.
 


Buscando ayuda experta

El asesoramiento experto será clave para recuperar la normalidad, relativizar y buscar soluciones para este trastorno, que aunque se manifiesta también físicamente, proviene de un trastorno psicológico, es decir, su origen está en la mente.
 


Ampliando información sobre tratamientos de reproducción asistida

Hoy en día, gracias a los avances de la ciencia, hay muchos tratamientos disponibles y aumentan las posibilidades de ser madre. Conocerlos en profundidad y encontrar el adecuado para conseguir el objetivo de quedarse embaraza puede ser de gran ayuda. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados