¿Cómo saber si tienes que cambiar la correa de distribución?

La correa de distribución es un elemento que muchas veces se ignora en las revisiones que hacemos comúnmente en nuestro coche. Pero ignorarla y dejarla más tiempo de la cuenta puede ser la causa de males mayores.

¿Cómo saber si tienes que cambiar la correa de distribución?
Es una pieza muy importante en el mantenimiento general de tu coche

La correa de distribución es una pieza que se utiliza para sincronizar el movimiento entre el árbol de levas y el movimiento de las válvulas causado por la intervención del cigüeñal y los pistones. Esta transferencia de energía, aunque funcione en base a un sistema y un elemento muy simple, es vital para el correcto funcionamiento del motor.

Es un elemento que te puede costar reemplazar, pero que suele evitar averías muchos más caras que te representarían un dolor de cabeza mayor, no sólo por el dinero, sino por el tiempo que podrías quedarte sin coche.

Es muy importante que sepas cuándo cambiar la correa de distribución… y nosotros te contamos lo que necesitas saber al respecto.

Consejos para cambiar la correa de distribución

  • En el manual de cada coche verás una cifra estimada de kilómetros en los que el fabricante te sugiere que cambies la correa de distribución. Nuestro consejo es que lo hagas entre 5 y 10 mil kilómetros antes de los especificado: que suele ser alrededor de los 100 mil.
  • Este recorrido se puede reducir hasta los 80 mil kilómetros si la mayor parte de la conducción que efectúas cada día es urbana, los cambios de velocidades suelen exigir un poco más a las partes del motor, así que debes tener esto en cuenta.
  • En cambio, si la mayoría del tiempo conduces por autopista, a velocidades más constante, puedes esperar un poco más a cambiar la correa de distribución. En este caso no será necesario que te adelantes a los números que te especifica el fabricante.
  • También debes tener en cuenta que la temperatura también influye a la hora de cambiar la correa de distribución. Los lugares con temperaturas más extremas (tanto calientes como frías) suelen acortar la vida de la correa de distribución.
  • Si no se especifica en un manual de tu coche cuando se debe cambiar la correa de distribución, lo mejor que puedes hacer es cambiarla un poco antes de los 100 mil kilómetros o poco después de los 5 años, aunque se dice que pueden durar hasta 10 años, no es aconsejable apostar.

La revisión constante es la clave

Es importante que cada cierto tiempo revises la correa de distribución para saber si todo marcha bien. Los números y tiempos que te dimos suelen ser los correctos, pero siempre está la posibilidad de los casos aislados en los que duren mucho más o mucho menos.

Tomate unos minutos cada dos años para revisarla y tu motor te lo agradecerá con muchos kilómetros de recorrido.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: