¿Cómo reducir los gastos de autónomos en vacaciones?

Que tus días de descanso no se conviertan en una sangría de dinero. Con estos consejos podrás reducir los gastos de autónomos en vacaciones.

¿Cómo reducir los gastos de autónomos en vacaciones?
Durante las vacaciones, los autónomos suelen tener menos ingresos

Si bien es cierto que trabajar por cuenta propia puede llegar a ser muy gratificante, también lo es que hay etapas en las que todo se hace muy cuesta arriba.

Los ingresos a veces no son suficientes y algunos meses no salen las cuentas. Pero en esas fases de desconcierto e incertidumbre lo mejor es mantener la calma para pensar con claridad.

Ahora, durante los meses de vacaciones, hay varias cosas que puedes hacer para equilibrar las cuentas. Si sigues estos consejos, comprobarás que reducir los gastos de autónomos en vacaciones sí es posible. Y de maneras mucho más fáciles de lo que crees.

¿CÓMO REDUCIR LOS GASTOS DE AUTÓNOMOS EN VACACIONES?

Si como autónomo tienes previsto cogerte unos días de descanso, deberías tomar medidas para compensar el hecho de que dejarás de percibir ingresos. Es una de las mayores desventajas de este colectivo de trabajadores, que si enferman o se toman días libres sus ganancias se ven muy mermadas.

Recientemente, el Gobierno ha aprobado un nuevo paquete de ayudas para los autónomos que en principio entrarán en vigor en septiembre de este año.

Mientras tanto, conviene ahorrar lo máximo posible o al menos mitigar el empeoramiento de tus condiciones económicas durante el periodo estival. Lo puedes hacer de muchas formas:

  • Mejora la eficiencia energética: Aprovecha estos meses para cambiar la iluminación de tu oficina (si la tienes). El uso de tecnología LED supone un ahorro de 1.200 euros de media al año.
  • Alquila un espacio coworking. Compartirás los costes del local con otros autónomos.
  • Puedes darte de baja como autónomo en los meses de verano: Si tu cuota de la Seguridad Social corresponde a la base mínima (267,03 euros mensuales) te ahorrarás más de 500 euros en julio y agosto. La parte negativa es que perderías los beneficios de la tarifa plana. Recuerda que no puedes emitir ninguna factura durante estos meses, por lo que tendrás que posponer cualquier proyecto a septiembre.
  • Si estos meses vas a facturar menos, tienes la opción de darte de baja como autónomo y apuntarte a una cooperativa. Después del verano, cuando tu volumen de facturación vuelva a la normalidad, puedes volver a darte de alta.
  • Modifica tu base de cotización: Esto lo puedes hacer un máximo de 4 veces al año. Así adaptarás tu volumen de ingresos a tu cuota mensual.
  • Reduce el gasto en papel: Utiliza aplicaciones como Google Drive o Dropbox para guardar tus archivos.
  • No olvides las deducciones: Recuerda que si trabajas desde casa puedes deducir ciertos gastos como amortizaciones de hipoteca o el IBI proporcional al espacio utilizado para desarrollar tu trabajo. En el nuevo paquete de ayudas que hemos comentado antes, también se ha aprobado una deducción del 20% en los gastos de suministros básicos (agua, luz, electricidad y telefonía).

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados