¿Cómo puedo terminar con las comisiones bancarias?

Librarnos de las comisiones bancarias es difícil, y por eso debemos escoger de antemano los productos que conlleven lo menores gastos posibles

¿Cómo puedo terminar con las comisiones bancarias?
Menos comisiones bancarias si tenemos nómina
  • Quizás sea hora de darle una oportunidad a la banca online

Muy pocos son los productos financieros que se escapan a las comisiones bancarias. Lo que hoy es gratis, puede que mañana cueste dinero.

 

Si no que se lo digan a quienes ven que se les cobran conceptos tales como los envíos de las cartas o las transferencias realizadas por Internet (¡Pero si deberían pagarnos a nosotros por quitarles carga de trabajo!).

 

Librarnos de las comisiones bancarias es difícil, y por eso debemos escoger de antemano los productos que conlleven lo menores gastos posibles.

 

¿Cuentas sin comisiones bancarias ?

 

Podemos empezar por las cuentas corrientes. Lo cierto es que prácticamente la única opción que tenemos para librarnos de las comisiones bancarias es domiciliar la nómina. Pero como hoy en día hay muchas personas que no tienen ese papel tan codiciado, también pueden optar por cuentas que sólo pidan la domiciliación de recibos, ingresos periódicos o mantener un saldo mínimo:

 

 

Olvídate de las tarjetas con comisiones bancarias

 

Si somo listos también podemos olvidarnos de pagar comisiones bancarias por nuestras tarjetas de crédito. Quizás sea hora de darle una oportunidad a la banca online. Algunos ejemplos son:

1. Tarjeta Citi Oro.

2. Tarjeta de crédito iBanesto.

3. Tarjeta Evo Mastercard Crédito.

4. Tarjeta Visa Oro ING Direct.

5. Tarjetas Clásica, Platinum y Oro de Obsidiana (grupo Bankinter).

 

Compara los préstamos para reducir las comisiones bancarias


Aunque si hay un producto que se lleva la palma en lo que se refiere a comisiones bancarias son los préstamos personales:

 

  • Comisiones por amortización.
  • Comisiones por cancelación anticipada.
  • Comisiones por descubierto.
  • Comisiones de apertura.

 

Las tres primeras comisiones bancarias se pueden evitar. Pero para librarnos de las comisiones de apertura podemos optar por uno de estos dos: El Préstamo Personal Naranja de ING o el Préstamo Personal Línea Expansión del Banco Sabadell.  

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados