¿Cómo puedo reducir la prima del seguro?

Si queremos ahorrar en la prima del seguro tenemos que negociar con nuestra compañía, eliminar coberturas o incrementar las medidas de seguridad

¿Cómo puedo reducir la prima del seguro?
Busca, compara y rebaja la prima
  • Los seguros online son más baratos

El mismo seguro puede tener dos precios totalmente diferentes. Cada compañía cobra la prima de la póliza teniendo en cuenta una serie de factores que van desde la edad del asegurado hasta las coberturas contratadas, pasando por el número de siniestros notificados o la duración del seguro.

Por eso no debería extrañarnos comprobar que podríamos ahorrar mucho dinero si cambiamos de compañía. Y ése es precisamente el primer argumento que debemos dar a nuestra aseguradora si queremos negociar con ella para reducir la prima de alguno de nuestros seguros.

Busca, compara y rebaja la prima


También podemos ahorrarnos algo de dinero si tomamos algunas de las siguientes medidas:

Eliminar coberturas. Muchos seguros vienen con coberturas que realmente no son imprescindibles y que encarecen la póliza. Por ejemplo, si tenemos un seguro de salud con cobertura por hospitalización y también estamos cubiertos por la Seguridad Social, deberíamos plantearnos si realmente nos compensa pagar dos veces por lo mismo.

Intentar hacer un pago único. Cada vez es más frecuente que las aseguradoras atraigan a clientes ofreciéndoles la posibilidad de fraccionar en varios pagos la prima. Pero si echamos cuentas, sale mucho más caro que hacer un único pago anual.

Unificar seguros. Al igual que ocurre con otros servicios, puede que consigamos mejores precios si contratamos todos los seguros con la misma compañía. Un ejemplo es el de Seguros Nuez, que ofrecen la posibilidad de contratar tres pólizas y pagar sólo dos.

Apúntate a los seguros online. No es ningún misterio que las compañías quieren promocionar la venta online, y la mejor forma de conseguirlo es ofrecer promociones exclusivas si contratamos el seguro por Internet.

Paga menos por el seguro de coche


Uno de los seguros que más desembolso supone es el del coche. La prima será mayor cuanta más cilindrada tenga nuestro vehículo. Pero también influye, y mucho, el tamaño, la marca, el modelo, la ciudad de residencia, los kilómetros recorridos o las medidas de seguridad. Por eso, antes de comprar un coche es importante calcular cuánto nos costaría el seguro. 

Si ya es demasiado tarde y necesitamos rebajar el precio, podemos:

1. Ver si compensa el todo riesgo. A veces contratamos un seguro a todo riesgo porque nos dejamos llevar por la inercia. Pero a lo mejor deberíamos optar por una póliza a terceros.

2. También reduce bastante la prima contratar un seguro con franquicia. 

3. Haz valer tu experiencia e historial como conductor. Si eres de los que nunca da partes y no tienen ni una multa, puedes conseguir mejores precios. ¿Has visto el anuncio de Línea Directa en el que se busca a personas que tengan todos los puntos?

Ahorra en la prima del seguro de hogar


Todos estos ejemplos pueden extenderse al resto de seguros, pero no le damos tanta importancia. Por ejemplo. Si compramos un coche con alarma enseguida se lo notificamos a la compañía para que lo tengan en cuenta. Pero sin embargo, si la ponemos en nuestra casa puede que se nos olvide. Y son precisamente las medidas de seguridad las que pueden hacer que ahorremos en el seguro de hogar

Instalar una alarma conectada a la central, tener una puerta blindada, ventanas con rejas o vivir en una urbanización con vigilancia las 24 horas del día puede suponer un ahorro de hasta el 20%. 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados