¿Cómo puedo reducir la humedad en casa?

Una humedad en casa excesiva puede provocar daños en la salud. También afecta a objetos como muebles o libros. Descubre cinco posibles formas de evitarlo.

¿Cómo puedo reducir la humedad en casa?
Los riesgos de unas condiciones climáticas adversas en el interior de tu hogar

El diseño interior de una casa no sólo hace hincapié en la decoración, también en la funcionalidad. Es importante cuidar los aspectos de confort y descanso cuando hablamos de nuestro hogar. Para ello hay que prestar más atención a las condiciones climáticas, y, más concretamente, a la humedad en casa.

Homify indica que la humedad relativa del aire adecuada en el interior de la casa debe rondar entre el 40 y el 55 %. Este nivel varía en función de la construcción del edificio o el sistema de calefacción. Un exceso de humedad provoca daño en objetos como muebles, ropa o libros. También incide de manera negativa en la salud, provocando o agravando problemas respiratorios y alergias debido a la proliferación de moho y ácaros.

5 medidas para controlar y reducir la humedad

 

Ventilación

En primer lugar, hay que prestar atención a la ventilación de la casa. El objetivo es generar corrientes de aire internas, haciendo circular el aire, mediante la apertura de ventanas, puertas y otras vías.

Frente a esta medida natural, existe otra forzada o mecánica mediante el uso de ventiladores y extractores. Esta opción está pensada sobre todo para aquellos espacios en los que la humedad en casa tienda a acumularse, como puede ocurrir por ejemplo en los cuartos de baño.

Aislamiento

Un buen aislamiento en los muros evitará que se produzcan condensaciones. También reduce las pérdidas energéticas, que repercute en una mayor eficiencia tanto del aire acondicionado como de la calefacción. Puede colocarse durante la construcción, aunque también están disponibles otros sistemas de colocación interna o externa que garantizan el sellado.

Las alfombras también facilitan el aislamiento y, además, se trata de una solución decorativa.

Uso de plantas

Además de otra forma de decorar la casa, las ventajas de las plantas en el interior de tu hogar son varias: oxigenan el ambiente, absorben posibles sustancias contaminantes y reducen la temperatura, y, por consiguiente, la humedad del aire. No obstante, se recomienda el uso de plantas que no necesiten mucho riego, como el bambú, los potos o el árbol de jade.

Climatizadores, deshumidificadores y sensores de humedad

Estos sistemas permiten un control más rápido y efectivo de la humedad en casa. Los sensores se distribuyen por la casa, indicando los niveles de humedad. Una solución más económica son los higrómetros.

En cuanto a los climatizadores, reducen la humedad impulsando aire seco. Abundan los aparatos que incluyen el sistema de aire acondicionado, calefacción y deshumidificador.

Un diseño efectivo

Un paso más allá es invertir en reformas puntuales para generar un mayor control de la humedad en casa a partir de apertura de ventanas en fachadas. Otra opción es instalar vidrios y otros materiales que garanticen la estanqueidad del ambiente para un mejor aprovechamiento energético.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados