¿Cómo puedo comprar coches embargados?

Las subastas de los coches embargados por la Administración tienen que ser publicadas en los Boletines Oficiales

¿Cómo puedo comprar coches embargados?
Inspecciona los coches embargados
  • Antes de pujar, fija un precio máximo a pagar

Cuando una persona o empresa no paga sus deudas se expone a que los acreedores embarguen sus bienes y los subasten para recuperar su dinero. Con la crisis han aumentado estos procesos, y cada vez son más los coches embargados que salen a subasta. 

En principio parece una buena oportunidad para hacerse con una ganga, pero hacerse con uno de estos vehículos no es tan fácil.

Las bandas de los coches embargados


Siempre se ha hablado de que las subastas de coches embargados están rodeadas de una maquinaria que imposibilita la participación de particulares. Se dice de estas pujas cosas como que:

Están controladas por bandas organizadas.
Una gran parte de los coches se venden a concesionarios con los que tienen acuerdos antes de llegar a la subasta.
Es frecuente que los vehículos se vendan por lotes, así que sólo los mayoristas tienen acceso a ellos.
Hay subastas con puja cerrada, por lo que nadie sabe la cantidad que ha ofrecido el resto. Se supone que el lote se lo lleva el mejor postor.

Si aun así la posibilidad de ahorrar dinero en la compra de un coche hace que nos planteemos esta opción, lo primero que tenemos que hacer es enterarnos de dónde se va a producir la subasta. Eso dependerá de la procedencia de los coches embargados.

Coches embargados por un organismo oficial


Por una parte tenemos las subastas de Ayuntamientos, Comunidades o Gobierno Central. 

La celebración de las subastas se publican en el Boletín Oficial del Estado o de cada comunidad. También la web de la Seguridad Social tiene un apartado donde se informa de los bienes embargados, de su precio de salida y de la fecha de la puja.
Para acceder a ellas tenemos dos opciones:

1. Acudir en persona el día y la hora de la puja. En este caso sólo hay que llevar el DNI y hacer un depósito por el 20% del valor del vehículo (mediante cheque certificado a nombre de la Tesorería General del Estado).
2. Seguir la subasta por Internet. Para ello es necesario contar un DNI o certificado electrónico. 

Si conseguimos el coche, tendremos 15 días para pagar el resto del importe. 

Coches embargados por el banco


También puede ocurrir que sea un banco quien realice las subastas de coches embargados. En este caso hay que acudir a las oficinas para que nos informen, ya que no suelen hacer publicidad de estos eventos. La parte buena de estas pujas es que podemos encontrar coches nuevos a buen precio. 

Además, si no contamos con suficiente liquidez siempre podemos pedir un préstamo. Al tratarse de uno de sus productos, el propio banco se ocupará de todo el papeleo.

Inspecciona los coches embargados


Pero, acudamos a la subasta que acudamos, siempre debemos tomar una serie de precauciones para evitar que nos timen.

1. Tener muy claro el coche por el que vamos a pujar y fijar una cantidad máxima para pujar.
2. Inspeccionar el vehículo en persona para comprobar su estado, el tiempo que tiene y asegurarse de que el cuentakilómetros no ha sido manipulado.
3. Solicitar el denominado informe Carfax, donde aparece el historial del coche.
4. Exigir el libro de mantenimiento oficial.
5. Asegurarnos de que los coches embargados a los que optamos no tenga multas pendientes. Podemos comprobarlo en la DGT.

Si estás pensando en participar en una subasta de coches embargados, puedes encontrar una guía muy completa en la web de la Agencia Tributaria.

¿Has participado en una subasta de coches embargados y quieres hacer alguna recomendación?

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados