Cómo preparar un roscón gallego

¿Te apetece un roscón gallego? Hoy te enseñamos a cocinar la receta de este dulce típico de la cocina tradicional gallega, para que sorprendas al paladar con su exquisito sabor y esponjosidad.

Cómo preparar un roscón gallego
Aprende a cocinar este dulce de la gastronomía gallega

¿Has probado alguna vez el roscón gallego? Si eres de los que ha disfrutado de su dulce sabor y su esponjosa textura, te encantará descubrir cómo hacerlo paso a paso en tu propia casa para disfrutarlo siempre que desees.

El roscón gallego es un bizcocho tradicional que nunca falta en las fechas señaladas y festividades de los hogares gallegos. También podrás encontrar al roscón gallego bajo el nombre de roscón de bizcocho, bizcochón o pão de ló.  

Para desayunar, como merienda o para tomar como postre, el roscón gallego es perfecto para dar un toque dulce a tu día en cualquier momento.

Precisamente por eso hoy te enseñamos la receta tradicional del roscón gallego, para que cocines desde tu casa este delicioso bizcocho y lo disfrutes junto a los tuyos.

Además de tratarse de una receta súper sencilla de realizar en la que tan sólo intervienen cuatro ingredientes, estarás realizando un dulce casero, lo que siempre te saldrá más económico que comprar un roscón gallego en cualquier establecimiento.

Descubre cómo realizar el roscón gallego paso a paso gracias a la tradicional receta que te presentamos a continuación. ¿Te lo vas a perder?
 

 

Receta del roscón gallego deliciosa


Ingredientes para 12 raciones:

  • 12 huevos

  • 500 gramos de azúcar

  • 200 gramos de harina de trigo

  • 100 gramos de Maicena

 

Elaboración:

Separa claras y yemas con mucho cuidado procurando que nada de yema se mezcle con las claras. A continuación, deberás montar las claras a punto de nieve, de tal modo que queden totalmente firmes.

Junta el azúcar a medida que continúas mezclando todo para formar un merengue consistente. A continuación echa las yemas y continúa mezclando todo sin parar.

Cuando todo esté bien mezclado, añade la harina y la Maicena a la vez que mezclas todo con movimientos envolventes. 

Engrasa el molde para que el roscón gallego no se quede pegado, espolvorea azúcar por encima y vierte la mezcla sobre el molde.

Introduce el molde con la mezcla en el horno que deberá estar a unos 150 grados y déjalo hornear durante unos 50 minutos a esa misma temperatura.

Una vez esté listo, saca el recipiente del horno y déjalo enfriar. Después desmolda el roscón gallego y disfrútalo como más te guste.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados