¿Cómo preparar el rebozado perfecto para los calamares a la romana?

¿Echas de menos los calamares a la romana? Con nuestra receta ya no tendrás que acudir más a tu bar favorito. Aprende los secretos del rebozado, ¡y disfruta de este plato en casa!

¿Cómo preparar el rebozado perfecto para los calamares a la romana?
Aprende a cocinar tus tapas favoritas



No hay nada más propio de nuestra gastronomía que una deliciosa tapa de calamares, ya sean fritos y rebozados o a la plancha. Las ventajas del pescado frito las compartimos con otras culturas, y el calamar en especial es uno de los platos favoritos por su textura suave y su sabor fresco que combina muy bien con las salsas, como en el calamar relleno.

Los calamares a la romana tienen una diferencia fundamental con los famosos calamares a la andaluza, y es que el rebozado, aparte de con harina se hace con huevo, lo cual le da un toque extra de sabor a la fritura.

A continuación, vamos a enseñarte lo simple que es la receta para que la intentes en casa.
 

Aprende la receta de los calamares a la romana


 

INGREDIENTES (4 PERSONAS)

  • 2 calamares medianos (250 gr)
  • Aceite de oliva y sal
  • Harina para fritura
  • 1 huevo
  • 1 Limón
 


PREPARACIÓN

  • Lo primero es limpiar a fondo los calamares, removiendo el contenido en su interior y cortando los tentáculos aparte. Si hemos comprado el calamar entero, iremos cortándolo poco a poco hasta formar anillas y le pondremos un poco de sal para que se seque.
 
  • Mientras encendemos el fuego en la sartén con el aceite de oliva, se va haciendo el rebozado. El secreto del rebozado está en  preparar un bol con la harina y la yema del huevo y mezclarlo todo bien. Después, bate la clara del huevo aparte y cuando esté montada la añades a la mezcla del bol y remueves, dará el toque distintivo del calamar a la romana.
 
  • Ahora vamos bañando en el rebozado cada anilla de calamar, para después depositarla en la sartén con cuidado, prestando atención en no dejar grumos de harina. Según vayamos friendo cada trozo de calamar, los iremos poniendo también encima de un plato con papel de cocina, para escurrir el aceite y evitar un exceso de grasa en el plato.
 
  • Una vez hayamos secado los calamares podemos servirlos en cada plato o en el centro de la mesa. Una rodajita de limón es ideal para acompañar cada ración, así se puede dar el toque final con el jugo a modo de aliño.

Para la próxima vez, recuerda que esta misma receta se puede elaborar de igual modo con sepia, la cual se obtiene más fácilmente en algunos lugares, y conserva todo el sabor.
 
Si ya te va entrando hambre, no te preocupes, pues como has podido comprobar, esta receta de calamares a la romana es muy sencilla de elaborar en casa.

La próxima vez que quieras hacer un plato sencillo y delicioso sorprenderás a tus invitados con su tapa favorita.
 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados